El desgarrador testimonio de Alan Ruschel tras la tragedia de Chapecoense

El defensa brasileño, primer sobreviviente del accidente aéreo, no pudo contener el llanto durante su primera aparición pública.

El planeta del fútbol ha terminado este año con una de las noticias más tristes de los últimos tiempos; el avión que transportaba a los jugadores del Chapecoense de Brasil se estrelló en las montañas de Antioquia y acabó con la vida de gran parte de los integrantes del plantel, que arribaban al país para disputar la gran final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional.

A lo largo de todo diciembre mucho se ha hablado sobre esta tragedia que nos afecta a todos y que en las últimas horas ha dejado unas nuevas imágenes que conmueven al mundo entero. El protagonista es Alan Ruschel, primer sobreviviente brasileño del accidente en obtener el alta médica, quien compareció ante los medios de comunicación durante una rueda de prensa que le sacó varias lágrimas a más de uno.

Ruschel es uno de los 22 futbolistas que estaban en aquel vuelo, junto al defensor Neto y al arquero Jackson Follman, él sobrevivió a la tragedia, y el pasado viernes recibió el alta médica. “Haré de todo para volver a jugar al fútbol, con mucha paciencia (…) Calculé tres meses para calcificar la columna y ya pasó uno. Dos meses más para fortalecer la musculatura. Estoy sólo en el comienzo”, dijo el defensor a los periodistas.

Video Thumbnail

Desgarrador llanto de Alan #Ruschel sobreviviente de la tragedia del #Chapecoense

Además, entre lágrimas, el jugador declaró: “No existen palabras para contar lo que estoy sintiendo. Es una mezcla grande de sentimientos: una alegría por estar aquí de nuevo pero al mismo tiempo un luto por haber perdido tantos amigos. En el momento en que cayó el avión, Dios me puso en su regazo y me dijo que tenía más misiones en la tierra, por eso él no me llevó. La única explicación es la de los milagros: el de estar vivo y el de estar andando”.

“Tenemos que aprender a vivir la vida. Estaba yendo a jugar un partido… uno no sabe si va a volver, no sabe lo que va a pasar en los próximos diez minutos. Eso me queda de lección: aprovechar la vida y hacer el bien. Lo que hicieron conmigo en estos días no tiene explicación: cómo me trataron allá, aquí, lo que los médicos hicieron por mí. No tiene explicación”, concluyó Ruschel.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!