Los grandes mediocampistas son a menudo conocidos como los «generales», debido a que su influencia se puede extender a toda parte del juego. Se puede requerir la ayuda del mediocampista tanto para defender como para atacar. Tienen libertad para ir de la defensa al ataque y viceversa cada vez que sea necesario.

Muchos de los mejores volantes del mundo se convierten en figuras de sus equipo y prácticamente son quienes se encargan de elaborar las jugadas de ataque para ir en busca de los goles, ademas deben tener un buen control de balón y gran exactitud en sus pases para poder asistir correctamente a los delanteros del equipo. A continuación les presentaremos algunas técnicas y consejos que pueden aplicar para ser buenos volantes de fútbol.

CONTROL DEL BALÓN

Dominar la pelota es vital. El tener la pelota bajo control en un solo movimiento puede darles a los mediocampistas aquellos segundos extras que le permitan hacer un pase con precisión de cirujano. Por ejemplo, para controlar una pelota que viene en altura, amortigüela con el pecho.

Pirlo e Iniesta - Volantes de Fútbol

PARADA

Una de las principales formas de controlar el balón es parándolo. Esto comprende detener la pelota entre la suela de su zapato y el suelo. A medida que la pelota se acerque, levante el pie y deje que el balón quede atrapado bajo su zapato. Es muy importante la sincronización y mantener la vista sobre el balón.

FINTAS (DRIBLING)

Ver un jugador correr con la pelota burlando rivales es uno de los aspectos más emocionantes del fútbol, pero
esto involucra un alto nivel de habilidad. Al hacer una finta es importante mantener el control de la pelota, de modo que pueda cambiar de dirección en todo momento. La pelota debe mantenerse delante de usted por medio de ligeros
golpes dados con la parte interna o externa de su pie. Cuando se enfrente a un adversario, empuje la pelota hacia
un lado, y cuando el jugador se mueva en esa dirección, toque el balón hacia el otro lado para pasarlo y dejarlo atrás.

PASES LARGOS

Saber cuándo hacer un pase corto a un compañero que está cerca o hacer un pase largo, forma parte del arte de un buen volante. Un pase largo o por elevación puede ser hecho dando una breve carrera hacia el balón y aproximándose a él a un cierto ángulo. Para obtener la altura que desea, inclínese levemente hacia atrás justo antes de golpear la pelota y golpéela desde abajo con el empeine.

PASES CORTOS

Para hacer un pase corto con precisión a otro jugador use la parte interna del pie. Mantenga el otro pie cerca y la vista sobre la pelota. Golpee a la altura media del balón para mantenerlo abajo. La pelota se moverá en la dirección que usted enfrenta. Idealmente, la pelota debería llegar justo delante de su compañero.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!