El seleccionado ‘manito’ rompió los pronósticos y dejó una vez más a Brasil a portas de conseguir el único título que le falta en sus vitrinas.

La selección de México derrotó 2-1 a su similar de Brasil en la final de los juegos olímpicos Londres 2012, consiguiendo su primer medalla dorada en la historia de este magno evento deportivo. Se puso en ventaja México con un tanto de Oribe Peralta (minuto 1′), tras un error defensivo de los brasileros. En la segunda parte repitió Oribe Peralta (minuto 74′), para aumentar la ventaja con un certero cabezazo a centro de tiro de esquina. Descontaría Brasil por intermedio de Hulk (90′ minutos), luego de una gran acción individual.

Un reconocimiento bastante especial para los mexicanos, que pese a ser la primera vez que disputaba una final en este certamen, logró vencer al gran favorito y hacer historia con un oro que pocos han tenido la fortuna de conseguir. Brasil se despide luego de una gran y prometedora campaña, que terminó con una final inexplicable, en la que la zona defensiva terminó siendo ‘villana’.

Cuando apenas se acomodaba la gente en sus asientos, Rafael se complicó en una pelota fácil de controlar, intentó salir jugando, pero, la presión de México le permitió a Oribe Peralta robarse el esférico, perfilarse cerca del área y convertir a ras de piso la ventaja inicial para México. La anotación del atacante mexicano pasa a la historia como el gol más rápido de todas las ediciones (30» segundos). Ademas, el tanto le permitió a los centroamericanos irse al descanso con la ventaja en el marcador, luego de que Brasil buscará por todos los medios conseguir el tanto de la igualdad.

Ya en el periodo complementario, más concretamente a los 68′ minutos, Oribe Peralta convirtió en el centro del área tras un pase enviado desde la banda, pero su tanto lo invalidó el árbitro central por un claro fuera de lugar. Pero, sólo un par de minutos más tarde. Chávez centró de tiro de esquina y en el centro del área apareció el goleador Oribe Peralta, quien conectó fuerte de cabeza, venció la malla carioca y sepultó sus ilusiones de llevarse el oro olímpico.

En el último suspiro del compromiso. Hulk (el hombre más insistente de Brasil), se inventó una gran jugada por la banda izquierda y convirtió de zurda el descuento de los brasileros. Así se cerró el encuentro y el himno de México se escuchó en la capital inglesa gracias a este grupo de guerreros.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!