La expulsión más rápida de la historia del fútbol mundial se vio este domingo en Francia. Jean-Clair Todibo, defensa del Niza, recibió la tarjeta roja a los 9 segundos. El Angers aprovechó la superioridad numérica y se impuso por la minima diferencia (0-1), en la jornada 8 de la Ligue 1.

Tras el pitazo del árbitro, el Angers se lanzó al ataque y Todibo derribó al delantero que encaraba la portería. El juez interpretó que era el central francés era el ‘último hombre’ y le mostró la roja. Sin embargo, en la repetición de la jugada no queda claro si alguno de los otros defensas estaba en la misma línea. En todo caso, pasó a la historia expulsión más rápida que se recuerda.