Miguel Ángel Borja es el hombre del momento en Argentina. Tras marcar su primer gol con River Plate, todos están hablando del delantero colombiano. Uno de los que más lo ha hecho es el diario ‘Olé’, que en las últimas horas entrevistó a Jaime de la Pava para hablar de los inicios del atacante cordobés. Estas fueron las palabras de Jaime:

SUS PRIMERAS IMPRESIONES

«A Miguel lo observé varias veces en esa academia y me llamaron la atención su potencia y fortaleza. En ese proceso en el que lo vi, hacía muchos goles. Siempre. Y cuando tuve la oferta para dirigir a Cúcuta, lo primero que le dije al director deportivo fue que lo quería a Borja.

Pero lamentablemente no duró mucho porque el club tenía muchos problemas económicos y no era el lugar ideal para que diera sus primeros pasos. Por lo que a los tres meses, para cuidarlo, decidí que volviera a Fútbol Paz.

Yo lo quería tener: incluso un año antes de todo esto fui mánager de Deportivo Cali y me fijé en él, pero nunca hicieron el convenio para adquirirlo».

FALTA DE OPORTUNINADES

«Pasa que acá en Colombia, al no haber un fútbol de ascenso consolidado como en Argentina, muchos chicos de 17 ó 18 años se pierden y no suelen conseguir club cuando culminan el proceso de juveniles. Tenemos muchos jóvenes que necesitan que los ayuden. Hay talento, pero faltan oportunidades. Y yo traté de darle una a Miguel.

Desde joven ya era un jugador que mostraba sus buenas intenciones, que se entrenaba bien. Miguel es inquieto por saber qué debe mejorar. Eso fue clave y lo será en su paso por River».

INTUICIÓN DE JAIME DE LA PAVA

«Estaba bien porque su llegada a Paz fue una motivación grande, ya que lo habían rechazado en otras pruebas en Millonarios, Envigado y Atlético Nacional. El dueño trabaja muy bien con juveniles y se sintió arropado. Eso fue clave para él.

Y eso hizo que no estuviera jugando como si supiera que le quedaba poco o que estaba tirando sus últimas fichas para ser jugador profesional».

AGRADECIDO CON ÉL

«Él tenía muchas condiciones. Es el día de hoy que me agradece por aquella oportunidad. Aunque dialogamos permanentemente, todavía no lo pude hacer desde que llegó a River. En estos días intentaré llamarlo para ver cómo está y para felicitarlo. Le deseo muchos éxitos.

Lo mejor que tuvo siempre fue su capacidad goleadora. Sobresalía en la categoría en la que jugara. Era continuo su aporte, con potencia y un biotipo físico muy bueno. Pero también mostraba mucho carácter: Miguel tiene un carácter fuerte que lo llevó a estar donde está. Cuando lo dirigí, siempre me escuchó y me valoró toda la información que le brindé».

GOLEADOR CON TÉCNICA

«La mejoró mucho con el paso del tiempo. Fue teniendo entrenadores y entornos que le mejoraron sus condiciones técnicas, físicas y personales. Tuve la suerte de dirigirlo de nuevo en el 2016, cuando estuve en Cortuluá, y noté un gran avance. Ya era un jugador más maduro, más fuerte».

CONSEJOS DE GALLARDO

«Creo que aunque haya jugado en selección y en equipos grandes, aún le faltan cosas para agregarle a su juego. Tiene mucho más para dar. Aprenderá del manejo y la sabiduría de Gallardo, que le pulirá aspectos tácticos-técnicos y le dará mucha motivación.

Lo interesante es que Miguel siempre se brinda a full en los entrenamientos, no se ahorra nada, es muy receptivo y quiere mejorar constantemente».