Carlos Tévez ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Tras varios meses en el anonimato, concedió una entrevista al programa ‘Animales Sueltos’ de América TV, en la que anunció su retiro del fútbol profesional. Estas fueron las palabras de Tévez:

RETIRO DEL FÚTBOL

«Estoy bien disfrutando mi vida, mi familia, lo mío. Mucho tiempo jugué, mucho tiempo perdido. Estoy retirado, confirmado. Me ofrecieron muchas cosas, pero era un cambio muy importante para mi familia.

Como jugador ya di todo lo que tenía dentro de mi corazón, eso me deja más que tranquilo. Me levanté un día y dije no juego más, lo llamé a mi representante y se lo dije. A la noche lo llamé a Riquelme y le pedí hacer la conferencia».

DINERO DEL FÚTBOL

«Me fui de Boca sin un peso, con cero en el banco, porque tuve que devolverle al club lo que le debía. Viene Corinthians y ahí empieza a cobrar bien. La primera plata que me entra, mi cabeza siempre fue que no teníamos la oportunidad de poder lograr algo. Decía: La próxima generación de los Tevez tiene que ser mejor, mejor educación, tiene que poder salir».




LA FAMILIA TÉVEZ

«Yo veía a los hermanos de mi viejo tirados en el suelo drogados y mi viejo me decía: ¿Vos querés terminar así?. Nunca me dejó faltar a un entrenamiento. Cuando fui a Brasil le dije a mi papá que le compre casas a mis tíos para salir del barrio, fueron 14 casas. Yo sentí que les cambiaba la vida. Yo sabía que cuando das con el corazón después te venía el doble o el triple. Nacimos sin nada, nos vamos a ir sin nada».

PAPÁ DE CARLOS TÉVEZ

«Fue muy duro el último año jugando, pero pude verlo a mi viejo. En mi último cumpleaños me pidieron que vuelva a jugar, pedí el micrófono y les expliqué los motivos. Dejé de jugar porque perdí a mi fan número uno. Tenía ocho años y el que me venía a ver era él. ¿Para qué más? Fue la única vez que pensé realmente en mi».

AMOR DE PADRES

«Estando ya salvado es delicado hablar de la pobreza porque hay mucha gente que pasa por esta situación, pero yo la viví y entonces la puedo contar. Los que no comían eran mis viejos, no yo. En una época llegaba de entrenar y sabía que mi viejo no tenía trabajo.

Comía y al otro día ellos peleaban porque no tenían plata. En ese momento no me daba cuenta, pero ellos no habían comido. Se me caían las lágrimas cuando lo entendí. La pobreza te lleva a sacar lo peor de uno, te hace mierda la familia. Como padre te sentís un inútil».

FUTURO DE CARLOS

«Voy a ser técnico, tomé la decisión que voy a dirigir. Estoy trabajando con el Chapa Retegui, tengo un proyecto que estamos trabajando con mis hermanos hace varios meses. Me entusiasme, estoy muy enganchado. Por eso la decisión que tomo. Tengo el mismo cosquilleo que cuando jugaba.

Creo que puedo ayudar a muchos de los chicos a integrarlos al fútbol. Me van a escuchar porque tengo una forma de ver la vida, eso es lo más importante. Les puedo dar herramientas dentro y fuera de la cancha, tiene que ser algo integral. Le podés decir muchas cosas de la vida, pero si no les dar herramientas para jugar no podés ser técnico. Ojalá pueda lograr un poco de todo lo que hice como jugador».