El mejor gol del fin de semana se marcó en Uzbekistán. Alou Kuol, delantero de la Selección de Australia, anotó un espectacular golazo de escorpión. Lo hizo en el empate (1-1) ante la Selección de Irak, por la segunda jornada de la fase de grupos del Campeonato Sub-23 de la AFC.

El joven atacante del Stuttgart de Alemania puso en ventaja a su país con una increíble acrobacia. Tras un centro desde la derecha, se arqueó en el aire y remató con la parte trasera del pie derecho. La propia cuenta de Twitter de la FIFA compartió el golazo de escorpión como un posible candidato al Premio Puskás 2022.