La tecnología se ha apoderado por completo del mundo. Y el fútbol también se ha dejado llevar por esta ola. Los balones, los uniformes, los estadios, los guayos y hasta las canilleras han sido revolucionadas en esta era digital que estamos viviendo.

Uno de los responsables de que esto haya sucedido es ‘HUMANOX’. La reconocida empresa tecnológica, que forma parte del Programa de Innovación de la FIFA, ha sido pionera en el tema. Su producto estrella son las espinilleras inteligentes, que arrojan información de seguimiento, rendimiento y salud de los jugadores durante los partidos.




Las canilleras ‘HUOX 50’ ya están implementadas en el día a día en varios equipos de España. El Osasuna, el Cádiz y el Racing de Santander son algunos de ellos. En menos de un año la star-up consiguió facturar 2,4 millones de euros y la cantera del club rojillo dispone de 500 dispositivos para tratar de monitorizar de la mejor manera posible a sus jóvenes perlas.

Constituidas en fibra de carbono, las espinilleras cuentan con diversos sensores para identificar la posición GPS/GNSS, la actividad podométrica, la temperatura corporal y la frecuencia cardíaca, así como dos acelerómetros, dos giroscopios, un medidor de fuerza, un temporizador, micrófonos, una tarjeta sim y bluetooth. Todo lo imprescindible para obtener información la información más valiosa de cada futbolista.

Las canilleras inteligentes procesan más de 50.000 datos por entrenamiento o partido. Cuentan con 40 variables distintas que se monitorizan en el teléfono móvil u ordenador del jugador o del cuerpo técnico. Y tienen una batería que ofrece de promedio unas cuatro horas y media de duración.