La bella es sinónimo de la mujer. Sabemos que son ellas las que hacen que la vida de los hombres tenga sentido. Sin embargo, cuando hablamos de belleza no solamente nos referimos a un tema físico. Y ese es precisamente el mensaje que ha querido mandar Ana Maria Markovic en los últimos días.

La croata ha sido considerada por varios medios como la futbolista más sexy del mundo. Sin embargo, ella no quiere ser catalogada de esta manera. Es más, la jugadora del Grasshopper Club Zurich Frauen de la Superliga Femenina de Suiza odia que digan eso. Ella misma lo dejó claro durante una reciente entrevista concedida al diario ’20min’ de Alemania.

Ana Maria Markovic

«Me gustaron los artículos que me llamaban ‘la futbolista más bella’ o una de las más bellas porque me alegra saber que soy hermosa. Pero luego aparecieron artículos en los que me describían como la ‘futbolista más sexy’ o la bomba rubia. No me gusto eso. También por mi familia. Creo que hay que tener cuidado con lo que se escribe sobre la gente, sobre todo si no la conoces», expresó la delantera.

Sus palabras se han hecho tan virales como sus fotos y vídeos en las redes sociales. En Instagram, por ejemplo, cuenta con más de 700.000 seguidores y cada vez que postea algo es tendencia por su dulce cara y su trabajado cuerpo.

CARRERA DE ANA MARIA MARKOVIC

El mensaje de la jugadora de 22 años es bastante claro: quiere ser reconocida por su fútbol y no por su belleza. A ella le costó bastante cumplir su sueño de ser profesional, como para que ahora la admiren más por otras cosas. Y mucho menos aquellos que tienen dobles intenciones o que solamente quieren aprovecharse de ella.




«Mucha gente me escribió y pretendió ser una especie de manager, pero sé exactamente lo que quieren de mí. Nunca me han visto jugar al fútbol y sólo se fijan en mi aspecto. Creo que es una verdadera lástima. Creo que la gente así debería informarse más de antemano y ver lo que puedo hacer como futbolista.

Muchas personas también me han dado la sensación de que soy bonita y que sólo por eso pueden hacer algo de mí en las redes sociales y quieren ganar dinero con ello», concluyó la futbolista más bella del mundo.