Cícero João de Cezare, más conocido como Cicinho, ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Tras varios años en el anonimato, concedió una entrevista al programa ‘Ressaca’ de ‘EPTV’, en la que habló de sus problemas con el alcohol. Estas fueron las palabras de Cicinho:

ADICCIÓN AL ALCOHOL

«Cuando tenía 13 años, fue cuando probé el alcohol por primera vez, y ya nunca paré. Vivía en el campo, y los fines de semana nos reuníamos con los amigos y salíamos a las plazas, discotecas. Yo pedía a los adultos que fueran a comprar y bebía a escondidas de mis padres y de la policía».

CONSECUENCIAS DEL VICIO

«El alcohol te rodea de gente a la que le gusta ese estilo de vida, y la gente que te quiere de verdad queda excluida. Cuando agarran contra una pared y te dicen que no está bien, no quieres oírlo. Tengo un hijo de 15 años y siempre le estoy pidiendo disculpas. En ese momento él tenía dos años y ni siquiera lo entendía bien, pero en mi cabeza eso quedó grabado».

FÚTBOL Y ALCOHOL

«Comencé a beber con 13 para 14 años, cuando fui para el Botafogo de Ribeirao Preto. Me dijeron que la cerveza era buena y bebí. Todo comenzó con el primer trago y no paré hasta los 30 años. Casi 20 años bebiendo. Llegué a beber más o menos 10 cervezas por día.

Sólo bebía cerveza porque no tenía dinero, pero cuando empecé a ganar dinero bebía de todo. Y también consumía cigarros. Fumé durante 11 años, de 1999 a 2010. Sólo fumaba cuando bebía, pero mira que bebía todo el día».

CICINHO EN EL REAL MADRID

«Si me preguntan si alguna vez he ido borracho a entrenar con el Real Madrid, lo hice. Bebía café para quitarme el aliento y me bañaba con perfume. En mi profesión, como futbolista profesional, era fácil. No necesitaba dinero para conseguir bebida, la gente me la daba feliz en los restaurantes».

REHABILITADO POR DIOS

«El fútbol fue una fase en mi vida. Ahora mi fase es mostrar mi testimonio y ayudar a las personas para que no caigan en el camino donde yo caí. Doy conferencias de motivación. No estoy en condiciones para jugar, mi mente es de ex-futbolista, mi cuerpo ya está acostumbrado».