Llamativas declaraciones del lateral brasileño que milita en la Associazione Sportiva Roma.

Cícero Joao de Cezare «Cicinho», ex jugador de Real Madrid y Villarreal, habló para el programa brasileño ‘Esporte Fantástico’, dejando con la ‘boca abierta’ a varias personas, debido a las palabras que relacionan sus actos del pasado que lo llevaron a un abismo, del cual solo lo pudo sacar su mujer.

El lateral afirmó que se entrenaba desanimado en Trigoria, donde se ejercitan los jugadores del club romano. «Me entrenaba pero sabía que el domingo no jugaría, así que cuando llegaba a casa bebía mucho y fumaba. Bebía solo o con falsos amigos, me gustaba ir a la discoteca y no paraba de beber», reconoció el jugador paulista.

Además, Cicinho agregó que si no tomó drogas es porque «sabía que habían controles antidopaje», ya que de otro modo «lo hubiera hecho». «El alcohol es la peor droga que existe en el mundo. Pensé en dejar el fútbol, estuve muy cerca», dijo el lateral, que finalizará su contrato con el club italiano el próximo 30 de este mes.

«Cuando la Roma me cedió al Sao Paulo quise dejarlo todo. He faltado al respeto al club que me dio a conocer al mundo del fútbol. Me ha salvado mi mujer. Ahora quiero seguir jugando», finalizó Cicinho unas declaraciones en las que se ha sincerado acerca de los problemas por los que ha pasado los últimos años en su carrera profesional.

Natural de Pradópolis en el estado brasileño de Sao Paulo, el jugador cumplirá 32 años la próxima semana. Pese a ello, afirma que no jugará más en la Roma aunque su agente está «estudiando ofertas de Brasil así como de Europa», donde confirma que tanto él como su mujer quieren continuar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!