Carlo Ancelotti sigue siendo uno de los hombres del momento en Europa. Tras convertirse en el primer entrenador en ser campeón en las cinco grandes Ligas, concedió una entrevista al ‘Universo Valdano’ en la que habló de varios temas. Estas fueron las palabras de Ancelotti:

CHICLES POR CIGARRILLOS

«Me gustaba fumar, ahora disfruto con el cigarrillo eléctrico. Yo fumaba mucho. El chicle es para eso. Lo peor de los partidos es en la previa, cuando te imaginas lo peor. Con los años me pasa más».

INFANCIA EN ITALIA

«Reggiolo es un pueblo pequeño de la Padania, en el norte. En verano tiene mucha humedad y mosquitos; en invierno hace mucho frío. Para mí es uno de los sitios más bonitos del mundo. Mi padre tenía tierras y vacas. Es tierra de queso.

Te pagaban después de un año, así que mi padre debía arreglar todo eso. Yo no entendía qué pasaba, pero mi padre estaba muy tranquilo. La familia estaba muy unida. Eso está en mi carácter».

MUDANZA A PARMA

«Mi madre no quería que me fuera. No le importaba nada el fútbol. Me fui con los curas, los Salesianos. Aprendí mucho en disciplina. Eran muy estrictos, pero aprendí mucho y lo agradezco. Cuando volvía casa era difícil volver».




SUS ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

«Acabé como perito eléctrico, así que si hay que cambiar una bombilla, se puede contar conmigo. Lo acabé cuando era capitán de la Roma, en 1987″.

PASO POR JUVENTUS

«La afición me odiaba por mi pasado en Milan y Roma. Había día que tenía que salir protegido después de entrenar. Fue duro. En el club estuve bien. Cuando llegó el Moggigate creo que fue bueno para el fútbol italiano. En el club me sentí bien».

LESIONES DE CARLO ANCELOTTI

«Tuve dos lesiones graves de rodilla, una en cada una, 1981 y 1983. Es un pensamiento constante aun hoy. No me duele, pero sí es algo que está ahí. Me cuido, con la piscina. Cuando jugaba en el Milan me quitaban, me ponía calor y a los tres minutos estaba bien. ¡Pero ya me habían quitado!».

TIPOS DE PRESIDENTES

«Prefiero al que es como un aficionado que al hombre de negocios. Hacen del club algo familiar. Prefiero trabajar en una familia que en una industria».

ETAPA COMO JUGADOR

«Los entrenamientos eran una masacre física, para llevar a un tribunal a los que los diseñaban. Yo he pasado como 15 veces por el quirófano. Ahora, los jugadores se cuidan más y se les cuida más. Si eres profesional serio y humilde, puedes jugar hasta los 40».

TRABAJO EN FAMILIA

«Davide tiene una espada encima. Él es muy serio. Ha entendido muy bien lo que significa que digan que está ahí por ser hijo de quien es. Creo que le ha ayudado ser mi hijo. Le ha hecho ser más responsable y demostrar lo que tiene para estar ahí».

DESPUÉS DEL RETIRO

«Es una broma, eh. Me gustaría ser profesor en una Universidad del fútbol examinar a los que opinan de fútbol para darles el certificado de si pueden opinar o no. Ahora, en serio. Hay muchas cosas por hacer.

He disfrutado de todas las etapas de mi vida. Y creo que cuando pare de entrenar también lo voy a disfrutar. Viajar, disfrutar de la vida con Marian, mi mujer. Y seré aficionado del Madrid, del Milan y del equipo que entrene mi hijo».