Cesc Fàbregas ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Pese a la irregular temporada que está viviendo con el Mónaco, concedió una entrevista al diario ‘MARCA’ de España, en la que habló del fútbol moderno. Estas fueron las palabras de Cesc:

UNA MALA TEMPORADA

«Las lesiones es lo que más afecta a un futbolista, física y mentalmente. No podemos jugar y eso nos influye mucho. He tenido altibajos. Cuando sientes que ya estás bien, te vienes arriba. Ves la luz al final del túnel y la motivación aparece. Te empiezas a sentir bien y te da fuerza para seguir. Tienes baches y recaídas que te lo ponen difícil».

EL FÚTBOL MODERNO

«El fútbol ha cambiado mucho, mucho, mucho. El cambio se inició hace cuatro o cinco años y ahora ya se nota bastante. He tenido varios entrenadores y no me ha pasado con uno o con dos. Me ha pasado con cuatro y con cinco. Esto está aquí para quedarse.

Son metodologías que se han basado en muchos automatismos en los que el entrenador básicamente te dice hasta dónde tienes que pasar el balón en cada momento. El jugador tiene que estar colocado en un sitio concreto. Se hace un juego robótico.




Luego está el juego del GPS. Muchos entrenadores están obsesionados con los números. Si no haces tales números, no estás preparado para jugar, que si descansas tienes que hacer estos números para mantener el nivel. A veces soy un poco de la ‘old school’ en esto.

He vivido grandes momentos, grandes etapas de mi carrera en los que física y anímicamente, sin entrenar, hacía grandes temporadas. Ahora parece que si no entrenas no puedes estar bien. Se basa todo en ciencia, números y en el GPS».

EL TALENTO DE CESC FÁBREGAS

«El entrenador moderno lo que quiere es competitividad, que el futbolista físicamente esté a tope. Hoy en día, no sé si desgraciadamente, pero es lo que es. Si un jugador es más rápido que otro y el que es un poco más lento tiene más talento, juega el más fuerte y rápido. No tengo ninguna duda.

Ves partidos y sabes lo que va a pasar. Un poco de presión, balón largo a la espalda, el delantero la pica para el extremo o para que el centrocampista llegue y se hace muy monótono en muchos equipos. La obsesión con los números es lo que a mí me hace ver que se está dejando el talento o que no importa tanto».

LOS FUTUROS FUTBOLISTAS

«No todo en el fútbol es correr y estar bien físicamente. Son emociones. No se valora en el fútbol. La experiencia, emociones, saber estar, cuándo acelerar, cuándo no. Me preocupa cara al futuro, más que nada por los chavales jóvenes.

Ahora mismo, tal como veo el fútbol y a los entrenadores… si ahora sale un Silva o un Iniesta, talentos puros y si no están en un Real Madrid o un Barcelona, que respetan un poco esa identidad del talento, capaz de ganar títulos si trabajas fuerte, malo.

El trabajo que se está haciendo con Pedri está siendo bueno y le han dado la oportunidad. Si estuviera en otro equipo, el entrenador diría que quiere a otro jugador que le dé otras cosas, más combativo. El Barcelona está haciendo una estrella con Pedri. Gavi, Nico… ha nacido una buena camada».