El momento más emotivo del fin de semana se vivió en Inglaterra. Christian Eriksen volvió a jugar un partido profesional, 8 meses después de sufrir un infarto. El mediapunta danés regresó a las canchas con la camiseta del Brentford, en la derrota del pasado sábado (0-2) ante el Newcastle.

Al minuto 51, todo el estadio se puso de pie para ovacionar al habilidoso centrocampista. Eriksen, obviamente, también lució muy emocionado por volver a pisar el césped después de luchar por su vida y vivir el peor momento de su carrera. Recordemos que, Christian se desplomó en el partido de Dinamarca ante Finlandia el pasado 12 de junio del 2021.