El Barcelona está en racha. El equipo de Xavi lleva 10 partidos invictos en Liga y ha goleado en sus últimos tres compromisos (al Valencia en Mestalla, al Napoli en Italia y al Athletic en el Camp Nou). Uno de los responsables de este gran momento es Pedri González, quien este domingo volvió a deslumbrar con su magia.

El actual Golden Boy puso de pie a todos los espectadores al minuto 79. Mikel Balenziaga lo puso de espaldas contra la raya para quitarle el balón, pero Pedri se lo sacó de encima con un exquisito caño. Un túnel genial que hizo recordar al de Juan Román Riquelme sobre Mario Yepes, en un Clásico entre Boca Juniors y River Plate.