Pelé es uno de los mejores jugadores de la historia. Es el futbolista que más Mundiales ha ganado y el más joven en levantar la Copa del Mundo. Jugó como delantero, aunque poseía cualidades físicas y técnicas para jugar en cualquier parte del campo; y durante su carrera fundó el estilo ‘Jogo Bonito’.

Además, marcó más de 1.000 goles, conquistó más de 25 títulos con sus clubes y su selección, y ganó más de 50 premios individuales. Por esta razón, es reconocido por muchos especialistas, exfutbolistas y aficionados internacionales como el «mejor futbolista de todos los tiempos», así como del Santos, del Brasileirão, de la selección brasileña y de la Copa Mundial. Esta es su increíble historia:

Edson Arantes do Nascimento nació el 23 de octubre de 1940 en Tres Corazones, Minas Gerais. Sus padres fueron João Ramos do Nascimento, más conocido como ‘Dondinho’, y María Celeste Arantes. Dondinho fue jugador del Atlético Mineiro, pero vio truncada su carrera deportiva cuando en su primer partido se golpeó la rodilla, tras un choque con el defensa Juvenal, y se rompió los ligamentos. Lo contrató el BAC, por lo que se mudaron a Baurú, donde siempre tuvieron dificultades económicas.

Biografía Corta de Pelé

Pelé vio llorar a su padre tras el ‘Maracanazo’ de la Copa Mundial de Fútbol de 1950 y le prometió que ganaría el título, por lo que se esforzó para lograrlo. Tenía como ídolo a su compatriota Zizinho y era hincha del Vasco da Gama.

‘Dico’, como era conocido Pelé en su infancia, creó un equipo con sus amigos de barrio al que llamaron ‘Ameriquinha’, que se llevó el torneo de la ciudad. Después de esto pasó a las divisiones inferiores del equipo del Baquinho, donde jugaba Dondinho y que era entrenado por Waldemar de Brito.

LOS INICIOS DE PELÉ

Por esos años jugó también fútbol sala en el Radium. Waldemar lo ayudó a perfeccionar su juego y convenció a su madre, quien no veía al fútbol como una profesión, para que abandonara su empleo en una fábrica de zapatos, en el que cobraba un sueldo de 2 dólares al día, y su casa para irse a jugar al Santos de São Paulo.

A su llegada al Santos ingresó en las categorías inferiores, si bien entrenó en ocasiones con el primer equipo. Pese a tener un buen desempeño le exigieron mejorar su complexión física debido a que era muy delgado. Poco a poco fue entrenándose hasta adquirir el físico necesario para llegar a debutar en la máxima categoría. Sin embargo, tras de caer eliminado en un torneo sub-16 de São Paulo, donde falló un penalti, decidió salir del club, pero fracasó en su escape y debió permanecer allí.

Finalmente, y después de cambiar de opinión, debutó con el Santos el 7 de septiembre de 1956 ante el Corinthians en un partido amistoso, anotando un gol, sin haber cumplido los 16 años.

Pese a su corta edad en 1957 ya era un referente del equipo. Finalizó su primera temporada completa con un total de 38 partidos y 41 goles, y sus primeros títulos de máximo goleador del Campeonato Paulista y campeón del Torneo Río-São Paulo. Fue en este torneo donde debutó oficialmente, frente al São Paulo, el 26 de abril de 1957, donde anotó un gol en la victoria (3-1).

Edson era ya entonces muy conocido en el ambiente paulista, pero aún no a nivel nacional. Esto cambió después de un torneo realizado en el Estadio Maracaná, entre varios equipos brasileños y algunos europeos. Santos y Vasco da Gama formaron un combinado, en el que figuró Pelé.

SU EXITOSA CARRERA EN EL SANTOS

En el partido del debut ante el Belenenses de Portugal, convirtió tres goles, el primer hat-trick de su carrera. Jugó también ante el Dinamo de Zagreb de la entonces Yugoslavia, y los locales Flamengo y São Paulo, anotando un gol en cada partido.

Ante tales actuaciones logró que Vicente Feola, el entrenador de Brasil, se fijara en él y lo convocara a la selección sólo unos meses después de su debut profesional. Así compareció por vez primera con la canarinha, el 7 de julio de 1957, contra Argentina en el Maracaná por la Copa Roca, y aunque anotó, Brasil perdió (2-1).

Tres días después, en el mismo torneo, y nuevamente ante Argentina en el estadio Pacaembú, Brasil ganó (2-0) anotando Pelé uno de los goles. Así, no solo logró reconocimiento nacional sino también internacional, marcando además sus dos primeros goles con la verdeamarela.




Sin embargo, ese año no fue todo alegrías para él. En el Campeonato Paulista terminaron segundos por detrás del Sao Paulo, tras un crucial encuentro el 17 de noviembre en el que cayeron (6-2) con una actuación magistral de Zizinho. Durante ese torneo Pelé disputó un total de 29 partidos en los que anotó 36 goles, por lo que fue el máximo artillero.

En 1958 fue convocado a la selección brasileña para enfrentar la Copa del Mundo en Suecia. Para Pelé esto no fue sencillo. En un partido de preparación contra el Corinthinas, Ari Clemente se barrió y lo golpeó en la rodilla derecha, lesionándolo. Decidieron llevarlo así al Mundial, por lo que debió someterse a una terapia que consistía en aplicar toallas hirvientes sobre la rodilla maltrecha.

Sin embargo, no pudo jugar los dos primeros partidos, en los que Brasil derrotó (3-0) a Austria y empató (0-0) con Inglaterra.

EL PRIMER MUNDIAL DE PELÉ

Pelé debutó en la Copa del Mundo en la victoria (2-0) sobre la Unión Soviética. La canarinha avanzó a los cuartos de final y tuvo que enfrentar a Gales. Edson anotó su primer gol mundialista ante los británicos, que significó el triunfo y la clasificación a las semifinales. En esa penúltima fase del certamen golearon a Francia (5-2) con una tripleta de Pelé.

Lo que pasó después en la final fue algo memorable. Brasil goleó (5-2) a Suecia con dos golazos de su joven estrella, uno de volea y otro de cabeza. Fue el primer título de Brasil, siendo hasta ahora la única selección americana campeona en una Copa del Mundo en Europa. La imagen que se apareció en todas las portadas fue la del Pelé con 17 años llorando en el hombro del portero Gilmar, tras ganar el primero de sus tres Mundiales.

Regresó de Suecia y siguió haciendo historia con el Santos. En 38 partidos jugados anotó 58 goles, lo que ayudó a ganar el Torneo Paulista en 1958. Sin embargo, en 1959 perdieron el título a manos del Palmeiras, aunque ganaron el Torneo Río-São Paulo, para posteriormente ganar tres veces seguidas el Torneo Paulista (en 1960, 1961 y 1962 siendo además máximo goleador en estos campeonatos).

Al cumplir los 18 años, Pelé tuvo que prestar su servicio militar como recluta en el Sexto Grupo de Artillería Motorizada de Santos (6 GAC). Durante esta época jugó para el equipo de su cuartel y también para el del ejército de Brasil. Con su cuartel ganó dos torneos: el de los cuarteles de Santos, y el de los cuarteles de Sao Paulo. Con el ejército, participó en el Campeonato Militar Sudamericano de 1959 en la final ante el ejército argentino. En este partido recibió la primera expulsión de su carrera al agredir a un contrincante.

MUCHOS PARTIDOS Y MUCHOS GOLES

Debido a esto, fue un año agitado futbolísticamente para O´Rey. Disputó 103 partidos para 5 equipos diferentes: Santos, Selección Brasil, el equipo del cuartel, el equipo del ejército y un equipo de figuras de Sao Paulo. Jugó 9 veces 2 encuentros en menos de 24 horas y en una oportunidad jugó 3 partidos en menos de 48 horas.

Con el Santos se fue de gira disputando 22 partidos en casi 14 países en menos de 6 semanas con un saldo de 13 victorias, 5 empates y 4 derrotas. Sin embargo, este ajetreo le trajo problemas más adelante.

Para 1961, sufrió una lesión seria en una gira realizada en México en un partido disputado ante el Necaxa. Sufrió un golpe en el rostro y el hombro por parte del argentino Pedro Dellacha. Debido a esto y al exceso de partidos disputados tuvo que guardar reposo.

Regresó a las canchas en Basilea y en un partido sensacional que ganó el Santos (8-2), Pelé firmó 5 tantos y Coutinho 3. Fue llevado en andas por el público que veía que su lesión ya estaba superada. En septiembre, en tres semanas marcó 23 goles en 6 partidos con un promedio de 3.8 por partido en este período.

Copas del Mundo de Pelé

En 1962 Pelé jugó con 21 años su segunda Copa del Mundo en Chile. Pero, por el exceso de partidos jugados, se le diagnosticó un esguince inguinal, lo cual hizo que sintiera punzadas en el músculo abductor. Brasil, que era dirigido por Aymore Moreira, llegó favorito por ser el vigente campeón.

En el primer partido derrotaron (2-0) a México con goles de Zagallo y Pelé. En el segundo encuentro ante Checoslovaquia, su ingle no aguantó más e hizo que cayera fulminado del dolor. La canarinha empató (0-0) y su estrella no pudo jugar más en ese Mundial.

PELÉ EN EL MUNDIAL DE CHILE 1962

La Copa continuó y Brasil venció (2-1) a España en el tercer compromiso. En los cuartos de final superaron (3-1) a Inglaterra. En semifinales eliminaron a Chile, el anfitrión, (4-2). Y en la final derrotaron (3-1) nuevamente a Checoslovaquia. Si bien Pelé no pudo jugar muchos partidos, ganó su segunda Copa del Mundo.

Recuperado de su lesión, disputó la Copa Libertadores con el Santos en 1962. Pese a perderse las fases anteriores, alcanzó a estar en el último partido de la final ante el Peñarol de Montevideo. En el partido de ida, en Uruguay, Santos venció (1-2); y en el de vuelta, en Brasil, Peñarol ganó (2-3), obligando a un tercer partido. En el duelo del desempate, que se jugó Argentina, ganó el Santos (3-0) con dos goles de Pelé, convirtiéndose en el primer equipo brasileño en ganar la Copa Libertadores.

Esto les dio el derecho de disputar la Copa Intercontinental ante el Benfica de Eusebio. El primer partido se disputó en el Estadio Maracaná, Pelé anotó dos goles y Coutinho otro para una victoria reñida (3-2). En la vuelta en Lisboa, Pelé se consagró como el mejor futbolista del momento dando un recital de fútbol junto con su equipo logrando vencer (5-2) con 4 goles del Rey.

Aunque Pelé volvió a ser el mismo jugador de siempre, había cosas que estaban cambiando respecto a sus rivales. Primero ya no lo miraban como una novedad interesante, sino como un rival poderoso al que había que vencer. Y segundo, en el mundial de Chile se popularizó un método que alcanzaría su apogeo en el mundial de Inglaterra en 1966: el fútbol fuerza. Esta estrategia consistía en marcar a un jugador con tácticas agresivas, y si cometían faltas eso no importaba.

JUEGO FUERTE DE LOS RIVALES

La primera vez que el astro brasileño se enfrentó a esto fue en la segunda final consecutiva de Copa Libertadores del Santos en 1963 ante Boca Juniors. El partido se disputó en el Estadio La Bombonera. Fue tan duro el marcaje de los argentinos, que un jugador le rasgó las pantalonetas a Pelé, por lo cual debió cambiárselas. Pese a ello, Santos ganó (1-2) con asistencia y gol de O’Rey y se consagró por segunda vez como campeón de América.

Para la Copa Intercontinental, se enfrentó al AC Milan. El primer partido fue en San Siro, ganando el Milan (4-2) con Pelé anotando los dos goles de su equipo y lesionándose por el férreo marcaje de los italianos. En la vuelta en el Maracaná, no jugó Edson, pero el Santos ganó (4-2), y en el desempate, ganó también (1-0). Así, también era por segunda vez campeón del mundo de clubes.

Tras consagrarse con su equipo, el crack paulista tuvo que enfrentar la Copa del Mundo de Inglaterra 1966. Esta vez la logística para la preparación de Brasil fue desastrosa. Se convocaron aproximadamente unos 40 jugadores y se dividió el contingente en 4 equipos, lo cual hizo que no hubiera unidad en el grupo. Además, no se tenía un lugar fijo de entrenamiento, así que se viajó por todo Brasil, lo que hizo que la condición física de muchos no estuviera a la altura.

Pese a esta mala preparación, Brasil debutó en el Mundial con victoria (2-0) sobre Bulgaria con goles de Garrincha y Pelé de tiro libre. Sin embargo, Edson no pudo jugar el segundo partido ante Hungría por culpa de las patadas que recibió en el primer encuentro y Brasil perdió (3-1).

MUNDIAL DE INGLATERRA 1966

El siguiente partido ante Portugal, fue fatal para Pelé por dos razones. Primero porque perdieron (3-1) y quedaron fuera del Mundial en primera ronda. Y segundo porque un defensa lo sacó de la cancha con una violenta doble falta que el árbitro no pitó.




Después del fracaso en Inglaterra O’Rey renunció a la selección brasileña. Se concentró en el Santos y lideró una de las épocas más exitosas del club. En 1966 ganaron en un triangular en Estados Unidos. En 1967 se fueron de gira por el África Subsahariana para partir más tarde a Italia y Alemania. Y en 1969 regresó a África por una nueva gira en la cual estuvo esta vez en Congo y Nigeria.

Sin embargo, ese año es recordado por un acontecimiento mundial: El gol 1000 de Pelé. Aquel que le anotó al Vasco da Gama el 19 de noviembre, en Río de Janeiro, ante 65 157 espectadores.

El partido, que era el número 909 que disputaba, correspondió al Torneo Roberto Gomes Pedrosa. A los 33 minutos del segundo tiempo, el defensa René cometió penal. Pelé anotó con el pie derecho, definiendo al poste izquierdo del arquero argentino Edgardo Andrada, que se esforzó, pero no logró contenerlo. Andrada no quería sufrir esa anotación porque pensaba que dejaría de ser conocido como un buen arquero y pasaría a ser recordado solamente como el arquero del milésimo gol.

Al ser entrevistado por los reporteros, Pelé dijo: «Pensé en Navidad. Pensé en los niños». Pelé vistió una camiseta de Vasco con el número 1.000 y dio una vuelta olímpica en el estadio Maracaná ese día.

Sin embargo, una compañía que investiga sobre la historia del fútbol brasileño descubrió que Pelé anotó el gol número mil antes del partido contra el Vasco, ese gol en realidad fue el número 1.001. Pese a ello, ese tanto se consideró y se seguirá considerando el gol número 1.000 de Pelé en su carrera futbolística.

EL GOL 1.000 DE PELÉ

Como si fuera poco, aquel histórico tanto fue premiado con la conquista de tres nuevos Torneos Paulistas (en 1967, 1968 y 1969) y una Copa de Plata (en 1968).

En 1968 consideró regresar al equipo nacional, pero fue efectivo hasta 1969, cuando el interés se centraba en el Mundial de México 1970. Aymore Moreira fue destituido y en su lugar llegó João Saldanha. Pero, debido a problemas con João Havelange, fue despedido del cargo. De este modo Mário Zagallo fue nombrado como su reemplazo.

Después de clasificar en su grupo con todos los partidos ganados y como favoritos a la reconquista mundial, Brasil debutó el 3 de junio en Guadalajara con victoria (4-1) sobre Checoslovaquia con un gol de volea de Edson. El 7 de junio derrotó a Inglaterra (1-0), en un compromiso que es recordado por la fantástica atajada de Gordon Banks ante un cabezazo a Pelé. En el tercer partido vencieron a Rumania (3-2) con dos goles de Pelé, uno de tiro libre espectacular.

En los cuartos de final Brasil enfrentó a Perú. Entrenados por Didí, los peruanos fueron la gran revelación del campeonato con Teófilo Cubillas, Hugo Sotil y Héctor Chumpitaz entre otros talentosos jugadores. En un partido de casi 50 opciones por equipo, los brasileños se impusieron (4-2).

En las semifinales Pelé y su equipo enfrentaron a su némesis natural: Uruguay. Los cariocas ganaron (3-1) y Pelé protagonizó una de las jugadas más espectaculares de todos los tiempos. Amagó al portero Mazurkiewicz sin tocar la pelota y remató al poste contrario, pero la pelota no dio el efecto deseado y se fue a centímetros del poste.

EL MUNDIAL DE MÉXICO 1970

Y en la final, en el Estadio Azteca, Brasil goleó a Italia (4-1). Pelé anotó un gol y dio dos asistencias, una de ellas para Jairzinho, que se convirtió en el único jugador que ha anotado en todos los partidos de una Copa del Mundo. La exhibición de los brasileños y especialmente del Rey, hicieron que el estadio se viniera abajo. Los fotógrafos le quitaron la camiseta y por poco los pantalones.

En la premiación, Carlos Alberto levantó la Copa Jules Rimet y Brasil fue por tercera vez campeón mundial. Así, Pelé se convirtió en el primer jugador en ganar 3 Copas del Mundo como jugador. Con este acontecimiento, el mundo del fútbol lo corona como ‘El Rey’.

Fatigado ya por jugar tantos partidos alrededor del mundo, comenzó a preparar el camino para despedirse del fútbol profesional, iniciando con la Selección. El 18 de julio de 1971 jugó su último partido con la camiseta verdeamarela ante Yugoslavia. El partido terminó empatado (2-2), pero fue conmovedor ver al público despedirse de su mejor jugador de manera tan afectuosa y agradeciéndole por los 14 años de alegrías para Brasil.

Pelé con Diego Maradona

A finales de 1972 terminó su contrato con el Santos, así que sabiendo el club que era posible que no volverían a sus años dorados en mucho tiempo, en 18 meses se embarcaron en una gira mundial. Pese a que el Santos se encontraba en plena decadencia, en un partido ante el Baltimore Bays Pelé anotó el único gol olímpico de toda su carrera.

En 1973 se unió a los talleres de fútbol, una iniciativa realizada por ‘Pepsi-Cola Company’ para crear escuelas de fútbol por todo el mundo. Durante este período participó con Julio Mazzei en un video llamado «Pelé: The Master and His Method», el cual ganó 11 premios internacionales.

EL RETIRO DE PELÉ

En 1974 su compatriota João Havelange -el entonces presidente de la FIFA- intentó convencer a Pelé de volver a la Selección con miras al Mundial de Alemania, ya que Mário Zagallo tenía dificultades para armar el equipo. Edson rechazó la posibilidad ya que eso significaría volver al ámbito profesional, y él estaba rozando el retiro.

Lo que si aceptó fue una rivalidad con el defensa Elías Figueroa del Internacional en el Brasileirão entre 1972 y 1974, llegando a darse codazos durante los encuentros y fue quien lo sucedió como el ‘mejor futbolista en América’ el último año cuando no pudo regatearlo. Finalmente, en octubre de 1974, Pelé se despidió del Santos y del alto nivel en Vila Belmiro.

Pelé ya se había retirado del fútbol dispuesto a empezar una nueva vida. Sin embargo, tuvo graves problemas económicos debido a una mala inversión y estaba en riesgo de quedar en bancarrota. El único método seguro para recuperarse era evidente: volver a ponerse los botines. Las ofertas estuvieron en la mesa. Juventus y Real Madrid ofrecían 15 millones de dólares. Milan y América de México también hicieron sus ofertas. Pero eso sería volver a su vida anterior y no estaba determinado a eso, así se inclinó finalmente por el New York Cosmos de Estados Unidos.

Arantes do Nascimiento, de 35 años, podría desplegar el fútbol que tenía en ese momento en sus botas sin presiones, ya que en Norteamérica el fútbol no era un deporte tan conocido. Su debut en la North American Soccer League fue el 18 de junio de 1975 ante el Toronto Metros; su nuevo equipo ganó (2-0) y además superó la asistencia promedio de 8.000 aficionados a 22.500, lo cual excedía la capacidad del estadio.

DESPEDIDA CON EL COSMOS

Pese a la locura que generó su llegada, esa primera temporada fue decepcionante, ya que ganaron 6 partidos y perdieron 7; además de que Pelé se lesionó ante el San José Earthquakes.

Para 1976 llegaron varios refuerzos internacionales y cambiaron dos veces al entrenador, pero nada de esto fue suficiente para ganar el campeonato. Lo único positivo que sucedió ese año fue una bota con incrustaciones de oro que recibió el brasileño en conmemoración de su gol 1250.

1977 fue la última temporada de Pelé en el Cosmos. Al equipo llegaron Franz Beckenbauer y Carlos Alberto, fichajes fundamentales para alcanzar el anhelado título. Ganaron los últimos 8 encuentros como locales, en las semifinales aplastaron al Strikers (8-3) y en la gran final vencieron a los Seattle Sounders (2-1). Así terminaba la carrera de Pelé con el Cosmos, disputando 111 partidos y anotando 65 goles.

El 1 de octubre de 1977 a los 36 años, Pelé se despidió definitivamente del fútbol ante 75.000 espectadores en un encuentro entre el Santos y el Cosmos, jugando un tiempo para cada equipo. Anotó para el Cosmos en la primera parte, pero no para el Santos y el partido acabó con victoria del Cosmos (2-1).

Así llegó el final de la carrera de uno de los mejores futbolistas de la historia. El único que ha sido capaz de llegar a la inaudita cifra de 1.367 partidos jugados y 1.283 goles anotados.

El mismo año que se retiró fue nombrado embajador de las Naciones Unidas y le fue entregada la condecoración de ‘Ciudadano del Mundo’ por parte de la ONU. También fue incluido en el Comité de Juego Limpio de la FIFA y Embajador de Buena Voluntad de la Unicef. De hecho, Pelé logró que la FIFA se uniera con Unicef para organizar la Copa del Mundo de Corea y Japón 2002 para dedicarla a los niños, lo cual fue un rotundo éxito.

PELÍCULAS Y SERIES DE PELÉ

Pese a que dejó de jugar hace muchos años, Edson sigue siendo uno de los personajes más influyentes del mundo del deporte. Tras el fin de su carrera profesional se ha dedicado a distintas labores y en todas se ha destacado tanto como lo hizo dentro de la cancha.

Por ejemplo, en 1981, participó en la película «Evasión o victoria» en compañía de actores como Michael Caine, Max Von Sydow y Sylvester Stallone; y en la película de familia «Once más uno». Es famoso también por ser el ícono de la empresa ‘Master Card’.

En 1994 fue nombrado asesor ejecutivo en el Santos, para luego ese mismo año ser nombrado Ministro de Deportes, aunque con muchas dificultades debido a la falta de apoyo de la clase política, se arpobó en Brasil la «Ley Pelé», la cual promulga que en cuanto se acaba el contrato de un jugador con su club, debe renovar con este, o el club debe dejarlo en libertad. Además, esto obliga que los clubes actúen como empresas legítimas, debiendo mostrar balances anuales auditados.

A medida que se probaba en diferentes campos laborales seguía recibiendo premios por su legado como futbolista. Por ejemplo, fue nombrado Atleta del Siglo en 1980; Jugador del siglo en el 2000; e incluido en el Dream Team del Balón de Oro en el 2020.




Finalmente, sobre su vida personal podemos decir que, Pelé se casó por primera vez en 1966 con Rosemeri Cholbi, unión que duró hasta 1978, cuando debido a sus múltiples ocupaciones, el Rey no pasó suficiente tiempo con la familia y la relación terminó en divorcio. La pareja tuvo cuatro hijos: Kelly, Cristina, Edinho y Jennifer.

En 1994 se volvió a casar, esta vez con Assiria Seixas Lemos, en la actualidad sigue casado con ella y de esta unión surgieron dos gemelos: Josua y Celeste.

VIDA PRIVADA Y PROBLEMAS DE SALUD

Es también reconocido por las relaciones que sostuvo con la famosa cantante brasileña Xuxa y con dos reinas de belleza: Deise Nunes de Souza, Miss Brasil 1986, y Flávia Cavalcanti, Miss Brasil 1989.

Su hijo Edinho, que jugó como portero de Santos, fue detenido en junio de 2005 por su participación en el tráfico de drogas; finalmente en mayo de 2014 fue condenado a 33 años y 4 meses de prisión por lavado de activos provenientes del narcotráfico.

Además de los seis hijos ya mencionados, se le reconocen extraconyugalmente dos hijas más; Pelé fue obligado judicialmente a reconocer la paternidad de una, Sandra Regina Machado, quien murió víctima del cáncer el 17 de octubre de 2006.

Actualmente, el astro brasileño tiene 81 años y ha venido atravesando en los últimos meses graves problemas de salud. En septiembre de 2021 fue intervenido de un tumor de colon que fue descubierto durante un examen rutinario.

A raíz de eso tuvo que someterse a un tratamiento de quimioterapia y ha estado hospitalizado varias veces; la más reciente fue el 8 de diciembre de 2021. Estuvo en tratamiento varios días y cuando fue dado de alta lo festejó con un emotivo mensaje en su cuenta de Twitter: «La foto mía sonriendo no es en vano. Como prometí, voy a pasar la Navidad con mi familia. Me voy de regreso a casa. Gracias por todos los mensajes amables», escribió O’Rey.