Luis Figo confesó que el futbolista que más le recuerde a su manera de jugar es Ousmane Dembélé, extremo del Barcelona.

El ex-centrocampista portugués ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Esta vez es por cuenta de una entrevista concedida al diario ‘MARCA’ de España, en la que habló de su etapa azulgrana. Estas fueron las palabras de Figo:

«No sé si es exagerado decir que mi fichaje por el Madrid cambió el fútbol, pero en el futbol español seguro que cambió algo. Nunca se había pagado tanto por un traspaso, y a partir de ese momento se empezaron a pagar unas cifras más altas.

Pero fue en 2002, con la primera pretemporada y las giras por China, cuando empezó una nueva etapa de desarrollo del fútbol como industria. Aquello no era normal y ese fue el cambio de la industria del futbol más orientado al marketing y a la publicidad. Antes había acuerdos de publicidad, pero eran acuerdos más individuales, no de un equipo entero.

No sé si aquello de que había que pagar una penalización si no hubiera ido al Madrid es cierto, de verdad. Yo sólo firmé el contrato con el Madrid un día o después de que Florentino ganara las elecciones, y nunca vi el contrato o el compromiso de mi agente con Florentino.

Figo se Parece a Dembélé

Se habló y creo que es verdad que en ese compromiso en caso de que yo no viniera, mi representante había firmado que él se responsabilizaría del pago de un año de los abonos de todos los socios. Pero yo no tuve constancia de eso ni he visto ningún documento sobre ese compromiso. Era algo que se decía pero yo no lo vi».

ETAPA DE LUIS FIGO EN EL REAL MADRID

«Fue una etapa fantástica por la relación entre nosotros. Hasta hoy seguimos siendo muy buenos amigos todos, lo que demuestra que la relación fue muy positiva. Ahora la relación de amistad todavía es muy fuerte entre nosotros y fue una etapa especial para todos por las novedades que vivimos, aunque también hubo momentos complicados por resultados negativos.

Cada uno sabía cuál era su posición, su trabajo y no había conflictos por mucho que se pudiera decir. Muchas veces ante las dificultades sacamos los partidos adelante por el buen ambiente que había entre nosotros. Cuando llegué me apoyaron más Raúl o Hierro porque tenía más contacto de jugar contra ellos en las selecciones, pero éramos una familia todos.

Uno de los mejores recuerdos que tengo de mi época en el Madrid es la buena relación que mantengo con todos mis compañeros.

A mí me sorprendió mucho verle a Zidane como entrenador, luego el éxito que ha tenido es una consecuencia de su capacidad. Cuando estás en activo piensas que éste seguirá como entrenador, pero de otros no, y creo que nadie apostaba porque Zizou acabara de entrenador y mira lo que está consiguiendo.






A gente como Raúl o Guardiola, que eran capitanes y vivían el futbol intensamente, eran el ejemplo, los líderes, sí los ves más con la sensación de que van a vivir el futbol en el presente y también en el futuro, en los banquillos. Entonces sí apostabas por Raúl como entrenador».

LOS NUEVOS TALENTOS DEL FÚTBOL

«Si me preguntas por un futbolista que me recuerde a mi manera de jugar te diré que me gusta mucho Dembélé, ha tenido mala suerte con las lesiones pero tiene un potencial enorme. Luego hay otros como Gnabry, del Bayern, es muy bueno, joven. Ellos actúan de extremo y me gustan por su desparpajo al buscar el 1 contra 1.

Ansu Fati también empezó así, son jugadores que me gustan porque les gusta arriesgar y no tienen miedo. Como lo hacía Figo. Y eso es importante para los equipos que juegan con jugadores de banda. Portu, el de la Real Sociedad, también me gusta.

Joao es un jugador joven que tiene mucho que crecer, va a ser mucho mejor de lo que ya es por el margen de progresión que todavía tiene, es un jugador que tiene que jugar en su posición natural para poder rendir más. Puede jugar por banda pero es difícil, en términos de rendimiento se va a notar más si lo hace por el centro, tiene gol, llega bien, y eso es un don único en el fútbol.

Por fortuna tuve la suerte de jugar con muchos. Es difícil elegir uno. Los dos Ronaldo, Zidane, pero es que también jugué con Rivaldo, con Ibrahimovic, con Guardiola. También está Verón, Hierro. Me voy a olvidar de muchos. Al final tuve la felicidad de jugar 20 años a un alto nivel, con compañeros que eran todos muy buenos y que por suerte me ayudaron a crecer como futbolista».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!