Las frases más famosas de Samuel Eto’o estuvieron relacionadas con su lucha contra el racismo, su extravagante colección de carros y el perdón de Pep Guardiola.

Nació en Nkongsamba, Litoral, Camerún, el 10 de marzo de 1981. Debutó a los 16 años, jugó 22 temporadas como futbolista profesional y dejó huella en todos los equipos que estuvo. Se retiró a los 38 años y tras haber ganado en cuatro ocasiones el Balón de Oro Africano.

Estamos hablando de un delantero centro inigualable. De un jugador laborioso conocido por su buena técnica, que terminó jugando en diferentes posiciones. Sumó 888 partidos, 428 goles, 171 asistencias y 19 títulos entre sus clubes y selección. Un futbolista único e irrepetible, que después de retirarse se ha dedicado a luchar contra el racismo y otras injusticias sociales.

Dentro y fuera del terreno de juego, Samuel Eto’o Fils exhibió un fuerte carácter que le llevó a la cima del fútbol mundial; fue esa misma forma de ser también la que lo llevó a levantar ampollas allá por donde fue. El diario ‘MARCA’ de España ha querido reconstruir su historia, con diferentes confesiones en las que dejó al algunas de sus frases más recordadas.

PELEA DE SAMUEL ETO’O CON LUIS ARAGONÉS

En la temporada 2000-2001, un Eto’o de 19 años recibiría una de sus primeras grandes lecciones de fútbol. Durante un Zaragoza-Mallorca, el camerunés fue sustituido a los pocos minutos de comenzar la segunda parte y estalló el conflicto. Samuel dio una patada a una botella y se quejó: «Siempre cambias a los mismos».

Fue entonces cuando se produjo la escena famosa. Aragonés se acercó al jugador lo zarandeó agarrándole de la camiseta: «Conmigo no, ¿se entera? Míreme a la cara». Un enfrentamiento que el africano acabaría por valorar como una lección de vida. Posteriormente, sus palabras para Luis siempre fueron halagos: «Eramos como un padre y un hijo».

DEL REAL MADRID AL FC BARCELONA

El 12 de agosto de 2004, Samuel Eto’o posaba sonriente junto a Joan Laporta en lo que era su presentación como nuevo jugador culé. El culebrón del verano llegaba a su fin y el camerunés, como siempre, dejó varias frases para el recuerdo.

Ni pagándome mil millones iba a ir al Madrid porque no iba a ser feliz. No soy un chico de prometer cincuenta goles, lo que puedo prometer es correr como un negro para mañana vivir como un blanco.

Frases de Samuel Eto'o

En su primer temporada como azulgrana, Eto’o festejó el título de Liga por todo lo alto y, en un momento de euforia, se acordó de su ex-equipo. «Madrid cabrón, saluda al campeón». Poco después, Samuel rectificaría en una rueda de prensa convocada por él mismo.

Escupí en el plato que me dio de comer. No quiero insultar a la entidad que me ha permitido jugar en Europa. Llegué a casa a las seis de la madrugada y bailé mejor que Michael Jackson y las Coca-Cola que me tomé parecían whisky.

PROBLEMAS DE SAMUEL ETO’O CON LOS ENTRENADORES

Pese a que ganó ocho títulos con la camiseta del Barcelona, su paso por Cataluña quedó marcado por sus diferencias con los técnicos que tuvo. A Frank Rijkaard le criticó su comportamiento dentro del vestuario y a Josep Guardiola (quien dejó claro desde su llegada que no lo quería ni a él ni a Ronaldinho Gaúcho en el equipo) lo obligó a que le pidiera perdón.

– Si alguien tiene los huevos de decírmelo a la cara, que me lo diga. Rijkaard es mala persona, está metiendo a la prensa en el vestuario. Es de mala persona aquellos que salen a rueda de prensa a decir que Samuel Eto’o no ha querido jugar.

– Le dije a Guardiola: ‘Te disculparás conmigo, porque soy yo el que hará que el Barcelona gane, no Messi’. Fui yo el que hizo ganar al Barça y Pep me debería pedir perdón.

Las frases más famosas de Samuel Eto'o estuvieron relacionadas con su lucha contra el racismo, su extravagante colección de carros y el perdón de Pep Guardiola. Nació en Nkongsamba, Litoral, Camerún, el 10 de marzo de 1981. Debutó a los 16 años, jugó 22 temporadas como futbolista profesional y dejó

LUCHA CONTRA EL RACISMO Y COLECCIÓN DE CARROS

«No juego más». Esa fue la fras de Eto’o cuando, durante un partido en La Romareda, se hartó de escuchar cánticos e insultos relacionados con su color de piel. Un año antes, había celebrado uno de sus goles imitando a un gorila en ese mismo estadio, también como respuesta a ciertos cánticos racistas. El camerunés fue uno de los primeros en plantarse sobre un terreno de juego para evitar este tipo de conductas.

– ¿No puedo quejarme porque me llamen negro? A mí me protegen vallas que otros tienen que saltar.

– Beckham es más guapo que yo, pero yo soy mejor jugador.

– Vivo en Europa, pero duermo en África.

A Samuel Eto’o siempre le encantaron los carros. Prueba de ello es que llegó a gastarse más de 4 millones de euros en ellos. Un Bugatti Veyron, un Aston Martin One-77 o un Maybach 57S Xenatec se encuentran entre la extensa colección que acumuló a lo largo de su carrera. En alguna ocasión llegó a reconocer incluso que no sabía de cuántos coches disponía.

El problema cuando tuve que trasladarme a Barcelona fue el de encontrar un piso que tuviese plazas de aparcamiento para tenerlos juntos, pero no fue posible y los tengo distribuidos por muchas partes. Algunos los tengo en el párking del Camp Nou.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!