Los presidentes de los clubes colombianos han dividido al país con sus medidas para salvar el fútbol, en medio de la crisis por el coronavirus.

El fútbol mundial está en crisis. La pandemia que amenaza a la humanidad obligó a cesar las actividades deportivas en todo el planeta. Han pasado ya varias semanas desde que se tomaron estas decisiones, pero lo más preocupante es que todavía no se sabe cuándo volverá a rodar la pelota.

El fútbol colombiano también tuvo que parar por el coronavirus y aún no se tiene muy claro en qué fecha podría regresar. Esto está afectando notablemente la economía de los equipos y ha provocado que sus presidentes tomen medidas extremas de precaución. Algunos ya se han pronunciado públicamente sobre sus propuestas, que han generado bastante polémica entre los hinchas.

Presidentes de América y Cali decidirán con sus jugadores

Tulio Gómez, máximo dirigente del América de Cali, aún no tiene claro qué decisión tomarán:

«Para rebajar los salarios tendríamos que hacerlo en común acuerdo con los jugadores, no podemos tomar decisiones unilaterales. Igualmente, no sabemos si esto va a durar un mes, pero si dura seis meses, un año. Sinceramente estamos evaluando qué decisiones tomar, pero como estamos en incertidumbre, todo puede cambiar.

Aún no hemos hecho junta directiva, pero lo que pasa es que no sabemos cuánto va a durar esto; si esto se normaliza en un mes, o si nos va a tocar convivir con el coronavirus, porque al paso que vamos nos va a tocar convivir con él. La gente no se va a quedar encerrada, porque el país se va a paralizar, nos toca hacer alguna cosa, no sabemos».

Presidentes de los Equipos Colombianos

Marco Caicedo, principal directivo del Deportivo Cali, sigue por esa misma línea de hablar primero con los jugadores:

«Ya analizamos números internamente y con la para del fútbol nos dio que no tenemos cómo cumplir con nuestras obligaciones, no nos va a dar para estar al día y por lo tanto diseñamos medidas de choque.

Dentro de esas soluciones tenemos la merma de los salarios, temporalmente, no solamente de los jugadores, sino de toda la organización. Estaremos conversando y tratando de llegar a un acuerdo.

La administración ha dado pasos adelante y hay que firmar unos acuerdos. Voy a hablar con los capitanes y con los jugadores este miércoles».

Directivo del Cúcuta, el más drástico

José Cadena, máximo mandatario del Cúcuta Deportivo, pone sobre la mesa tres opciones:

«Una es ponernos de acuerdo con los jugadores y rebajar el salario, que es una decisión consensuada y un tema válido. Es importante que los jugadores se den cuenta de la situación, que no tienen culpa ellos, pero tampoco nosotros los dirigentes de los equipos.

La segunda es una licencia no remunerada, mientras que dure parado el campeonato y con esa licencia se les puede dar una prima de primer semestre. Y la tercera es la suspensión de los contratos. Es un conjunto de medidas y si los jugadores no son solidarios, la industria se va a acabar».

Los demás presidentes no se han expresado públicamente sobre el tema, pero es obvio que también están preocupados por las finanzas de sus equipos y por la salud del fútbol profesional colombiano.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!