Alessandro Nesta, Rio Ferdinand y Carlos Tévez son algunos de estos jugadores lesionados mientras hacían labores domésticas.

El fútbol es un deporte de contacto. Quienes practican esta disciplina están expuestos a constantes choques que pueden producir graves lesiones. Y a lo largo de la historia hemos visto todo tipo de afectaciones físicas.

Sin embargo, algunos jugadores lesionados de gravedad no se lastimaron durante un partido o un entrenamiento. Han sido varios los que han terminado alejado de las canchas por un accidente doméstico. Aunque parezca increíble, algunos futbolistas se han lesionado en su propia casa. En el historial hay muchos, pero a continuación recordamos a los ocho más insólitos.

ALESSANDRO NESTA
El defensa italiano estuvo un mes de baja por una rotura del tendón de la muñeca. El que fuese uno de los mejores centrales del AC Milan pagó muy cara su afición a la PlayStation. Nesta pasaba tantas horas jugando a la consola en su tiempo libre que acabó lastimándose su muñeca.

RIO FERDINAND
El zaguero inglés se perdió un partido por un estiramiento en el tendón de la corva. El ex capitán del Manchester United reposaba tranquilamente en el sofá de su casa cuando el teléfono comenzó a sonar. Ferdinand se estiró para coger el auricular y ese movimiento forzado le costó una pequeña lesión en la rodilla.

SANTIAGO CAÑIZARES
El portero español se perdió el Mundial por un corte en el tendón del pie derecho. Santi perdió el tren de su última gran cita internacional por intentar frenar la caída de un frasco de colonia con su pie. La preocupación por el mantenimiento de sus productos de aseo personal le costó perderse una Copa del Mundo, en la que se presumía como titular indiscutible de la selección.

Jugadores Lesionados en su Casa

🤕 Otros casos de jugadores lesionados en la casa

CARLOS TÉVEZ
El delantero argentino no pudo jugar un partido por un esguince de tobillo. Carlitos sufrió un inoportuno resbalón en la ducha de su casa que le dañó el tobillo. El ídolo de Boca Juniors tuvo que retrasar su debut con el Manchester City una jornada.

CARLOS BUSQUETS
Estuvo varias semanas de baja por quemaduras de segundo grado. El padre de Sergio Busquets sufrió uno de los accidentes más aparatosos que se recuerdan. El arquero del Barcelona se quemó con la plancha de su casa al intentar evitar que ésta cayera sobre su hijo.

CARLOS CUDICINI
Una lesión de rodilla lo dejó varios meses de baja. El portero italiano tuvo que pasar por el quirófano por culpa de su perro. En una de las ocasiones que lo sacó a pasear, tiró con tal fuerza de la correa que arrastró a su dueño por el suelo y le provocó una seria lesión en su rodilla.

DAVID BUTTY
El mítico jugador inglés estaba en el patio de la casa jugando con su hijo cuando éste le atropelló con su triciclo. El resultado no pudo ser peor: el futbolista se rompió el tendón de aquiles y estuvo varios meses sin poder jugar.

ÉVER BANEGA
Otro argentino en esta lista de jugadores lesionados en su propia casa. El volante estuvo varios meses de baja por una fractura de tibia y peroné. Éver se disponía a tanquear en una gasolinera en Paterna (Valencia) cuando, al no dejar puesto el freno de mano del automóvil, su pie se quedó atrapado entre el bordillo de la gasolinera y la rueda.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!