Mateus Uribe vivió las verdes y las maduras en la victoria del FC Porto sobre el Gil Vicente, en la jornada 18 de la Liga Portuguesa.

Hacía rato que los jugadores colombianos no eran noticia en el fútbol luso. Sin embargo, este fin de semana se destaparon y dos de ellos han dado de qué hablar. Los dos futbolistas ayudaron a sus respectivos equipos a sumar de a tres.

El primero en hacerlo fue Cristian Borja, quien marcó su primer gol con el Sporting Lisboa. El lateral caleño sentenció el triunfo (1-0) sobre el Sport Marítimo con una descolgada por la banda izquierda. Un tanto que le permitió a los leones subir al tercer puesto de la tabla de posiciones con 32 puntos.

El otro colombiano que se destacó en la fecha 18 de la Liga NOS de Portugal fue Mateus Uribe. El volante antioqueño puso las sombras y las luces en el triunfo del FC Porto (2-1) ante el Gil Vicente. Fue titular, jugó los 90 minutos, protagonizó un choque de cabezas y, con la cabeza vendada, terminó dando la asistencia para el gol del empate parcial.



Cuando corría el minuto 23 de la primera parte, Uribe saltó para luchar un balón aéreo con Joao Alfonso cerca al círculo central. Sin embargo, en lugar de golpear la pelota, el centrocampista visitante impactó la cabeza del volante local. El colombiano terminó con la cara llena de sangre y un corte en la ceja derecha.

Partido más loco de Mateus con el Porto

Uribe tuvo que ser atendido inmediatamente y, a pesar de haber recibido la peor parte del golpe, decidió continuar en el campo de juego. El colombiano fue vendando y pudo seguir jugando sin problemas. Una arriesgada decisión que terminaría dando sus frutos; Mateus asistió en el gol de Iván Marcano y provocó la expulsión del ya mencionado Joao Alfonso.

Su compatriota Luis Díaz inició como suplente e ingresó al minuto 68, para darle ‘manejo’ a esta victoria que mantuvo al Porto en el segundo lugar de la tabla con 44 unidades.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!