Ricardo Vilar, guardameta del Tupi, evitó que la goleada del Cuiabá fuera mucho mayor con esta secuencia de intervenciones bajo los tres palos.

La segunda jornada futbolera en días laborales de julio ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en competiciones locales como la Major League Soccer de Estados Unidos e internacionales como el Mundial de Rusia 2018, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Ricardo Kaschensky Vilar durante la dolorosa derrota del Tupi Football Club (1-3) ante el Cuiabá Esporte Clube, en partido valido por la jornada 13 del Campeonato Brasileño de Serie C.

El portero del Tupi, reconocido equipo de la tercera división del fútbol brasileño, protagonizó una de las acciones más espectaculares del año en el mundo del fútbol al conseguir evitar la cuarta anotación del Cuiabá con una increíble cuádruple atajada.

La exhibición del guardameta comenzó con una parada con los pies, continuó con un manotazo al costado derecho, se prolongó con un guantazo al lado izquierdo y culminó con una volada de palo a palo. Una cuádruple atajada que no ha necesitado de mucho tiempo en internet para hacerse viral en las principales redes sociales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!