El defensa francés revela que el atacante portugués lo invitaba a comer y terminaban entrenando, porque es una máquina que le gusta ganar.

Tras varios días en el anonimato, Patrice Evra ha vuelto a ser noticia por cuenta de una reciente entrevista, concedida a ‘ITV Sport’, en la que cuenta sus anécdotas en la casa de Cristiano Ronaldo. Te dejo con las historias de Patrice.

Comida: «Mi consejo es que cuando Cristiano te invite a comer a su casa, di que no. Fui una vez después de un entrenamiento, estaba cansado y en la mesa sólo había ensalada, pollo y agua. Nada de refrescos. Pensé que después habría carne, pero no».

Entrenamiento: «Después de comer se puso de pie y comenzó a jugar con una pelota. Me dijo que hiciéramos toques y le pedí si podía terminar de comer. Él quería dar los toques y lo hicimos. Después, me pidió ir a la piscina a nadar. Me preguntaba a mí mismo si habíamos quedado sólo para comer o porque teníamos un partido mañana. Recomendaría a cualquiera que no fuera a comer a casa de Cristiano, es una máquina y no quiere dejar de entrenar».

Ganador: «Cristiano jugó al ping pong contra Ferdinand y Río le ganó. Empezamos a gritar y se le notaba molesto. Mandó a su primo a comprar una mesa de ping pong, estuvo entrenando dos semanas en casa y ganó a Ferdinand delante de todos. Así es Cristiano, no me sorprende que quiera ganar más balones de oro, quiera ganar el Mundial».

21Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!