El extremo argentino lideró el sufrido triunfo ante el OGC Nice con esta tremenda anotación que dejó en evidencia toda su calidad.

La tercera jornada futbolera en fin de semana de marzo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la acción en competiciones locales como la Superliga de Argentina y la Bundesliga de Alemania, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Ángel Fabián Di María Hernández durante la ajustada victoria del París Saint-Germain Football Club (1-2) ante el Olympique Gymnaste Club de Nice Côte d’Azur, en partido valido por la jornada 30 de la Ligue 1 de Francia. El volante visitante enmudeció a los hinchas locales tras igualar el encuentro con un espectacular golazo en el primer tiempo.

Dani Alves anotó su primer gol en la Ligue 1 para neutralizar la exhibición de Saint-Maximin y poner la novena victoria consecutiva del PSG en la competición domestica en el casillero de los de Emery. Con siete partidos aún por disputar, el PSG tiene un colchón de 17 puntos sobre el Mónaco que le podría catapultar al séptimo entorchado en Francia de su historia a mediados de abril. El argentino Ángel Di María encaminó la remontada con un golazo de jugada individual que incluyó un caño sobre el brasileño Dante Bonfim.