El extremo portugués lideró la goleada del Besiktas ante el Osmanlispor con esta acrobática recepción que terminó en una asistencia.

La tercera jornada futbolera en días laborales de diciembre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Copa de Alemania y la Ligue 1 de Francia, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Ricardo Andrade Quaresma Bernardo durante la contundente victoria del Besiktas Jimnastik Kulübü (5-1) ante el Osmanlispor Futbol Kulübü, en partido valido por la jornada 16 de la Superliga de Turquía. El atacante local puso de pie a todos los presentes en el estadio tras realizar un impresionante control de rabona sobre la línea lateral.

El futbolista portugués reescribió el arte de la rabona con un control orientado imposible y una exquisita asistencia de gol. Quaresma bajó la pelota al suelo después de una gran apertura a banda de exterior con un mágico control de rabona para correr la banda a continuación y poner un centro que su compañero Ryan Babel convirtió en gol. Ricardo, famoso por sus goles y asistencias con el borde externo, volvió a ser espectacular y efectivo con su fútbol acrobático.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!