El astro brasileño reveló en Nueva York, durante un acto que cumplía junto al Barcelona, que en el 2017 colgará los guayos de manera oficial.

Entre las muchas cosas que hacen del fútbol el deporte rey sobresale la mezcla de emociones que un aficionado puede vivir a través del mismo. Es decir, así como en ocasiones se ve a los hinchas llorando de felicidad, también es muy común verlos tirados en llanto por culpa de alguna tristeza generada por el equipo de sus amores.

Dicho mar de emociones y sentimientos encontrados también se trasmite por intermedio de los jugadores. Desbordante es la alegría de los fanáticos cuando su jugador favorito anota un gol o consigue un récord histórico; sin embargo, la cosa cambia y esos sentimientos se dilatan cuando ese mismo futbolista decide no continuar en el fútbol profesional y dejar atrás su carrera deportiva.

Estas últimas sensaciones son las que viven por estos días los seguidores de Ronaldo de Assis Moreira, más conocido como Ronaldinho Gaúcho, luego de que el habilidoso futbolista nacido en Brasil anunciara públicamente su partida definitiva del deporte al que le entregó los mejores años de su vida. El considerado por muchos como el mejor futbolista de la historia, confirmó en un acto publicitario que el próximo año dará por terminada su carrera profesional.

Ya estoy viejo. Tengo 36 años, ya no son 26 y estoy mirando qué vamos a hacer para finalizar la carrera. La idea es jugar un año más. Ahora tengo nuevos proyectos relacionados con la música, pero estoy mirando las cosas nuevas que siempre me han gustado y veremos qué hacemos este año».

El nacido en Porto Alegre ha vestido las camisetas de Gremio (Brasil), PSG (Francia), Barcelona (España), Milan (Italia), Flamengo (Brasil), Atlético Mineiro (Brasil), Querétaro (México) y Fluminense (Brasil), en este último equipo actuó hace un año y desde entonces se dedica a jugar con algunas escuadras como el Barcelona (Ecuador) y Cienciano (Perú), ya que es agente libre.

Con la Selección Brasil, Ronaldinho Gaúcho logró la medalla de Bronce en los Juegos Olímpicos 2008, se coronó campeón de la Copa América 1999 y la Copa Confederaciones 2005. También, se hizo al título del Mundial Sub-17 en 1997 y ganó la Copa Mundo en 2002. No queda más que dedicarnos a disfrutar en su último año de competencia a uno de los mejores exponentes del deporte rey de todos los tiempos.