El ex-futbolista guaraní, víctima de un atentado que por poco acaba con su vida, sueña con ser el entrenador nacional de su país.

Tras varios meses en el anonimato, teniendo en cuenta que se encontraba dedicado a su vida personal y a los negocios familiares, Salvador Cabañas Ortega ha vuelto a ser protagonista en el fútbol mundial por cuenta de dos emotivos sucesos que tienen que ver con su vida profesional.

El primer de ellos es un homenaje que recibió en España y el segundo una entrevista concedida en su paso por Europa. Con una vida muy distinta a la que sostenía antes de que un disparo en la cabeza en 2010, en el mejor momento de su carrera, lo obligara a dejar su carrera deportiva, el paraguayo estuvo este fin de semana en Madrid para asistir a un homenaje en su honor organizado por la comunidad ‘guaraní’ de España y aprovechó su estadía en la capital para conceder una entrevista al diario ‘MARCA’. Te dejo con sus emotivas declaraciones.

América de México: «El América es todo para Salvador Cabañas, me dejó muchas cosas a nivel futbolístico y yo les deje muchas cosas a ellos también. Soy uno de los jugadores con más partidos en los azulcremas y el ser un ídolo en ese equipo era lo mejor. A mí me dieron la oportunidad y la aproveché. Cuando tuve el atentado, ellos estuvieron conmigo desde el principio hasta el final cuando me recuperé al cien por cien y por eso siempre estaré agradecido. Ellos me dieron la oportunidad de estar en un equipo grande».

Manchester United: «Tuve contacto con el Manchester United y estuve a punto de irme cuando sufrí el disparo en la discoteca. Hubieron propuestas para ficharme, pero el América no quiso venderme y como yo estaba acostumbrado al equipo, dejé la decisión en manos de ellos. Me regalaron dos pisos en la playa que aún conservo en México».

Legado: «Salvador Cabañas es un ex-futbolista que jugó durante muchos años en varios equipos. En Paraguay en uno muy importante (Guaraní) y después en Chile donde agrandé a un equipo chico (Audax Italiano), que me dio la posibilidad de llegar a México en mi punto cúspide en los Jaguares de Chiapas. Las cosas que yo hice como jugador nunca se van a borrar y hay mucha gente que aún lo reconoce».

Director Técnico: «Hoy día quiero ser técnico, me gusta y estoy empezando a serlo. Yo cumplo todas las cosas que me propongo y espero que en esto también me vaya bien. Quiero llegar algún día a ser un buen técnico y por qué no, entrenar a la selección de mi pais».

Selección Paraguay: «Hay varios jugadores buenos y tienen que demostrarlo en la cancha, mentalizarse que son los mejores y que van a hacer más de lo que hice yo, sólo depende de ellos. Como jugador dio muchísimas cosas y como jugador yo creo que le irá muy bien porque tiene muy buenos jugadores y ellos son los que entrarán a la cancha. Hay potencial humano y pueden hacernos felices con la clasificación al Mundial».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!