Alban Hoxha, guardameta del Partizani Tirana de Albania, se convirtió en el héroe de su equipo en la fase previa de la Champions League.

La tercera jornada futbolera en días laborales de julio ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Major League Soccer y la Liga Águila, e internacionales como los partidos amistosos de pretemporada que sirven como preparación para los diferentes clubes.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Alban Bekim Hoxha durante el emotivo empate a unos del Klubi Futbollit Partizani Tirana de Albania (1-1) ante el Ferencvárosi Torna Club de Hungría, en partido valido por la segunda ronda clasificatoria de la Champions League. El portero visitante se llevó todos los aplausos tras atajar tres penales y marcar otro durante la definición de la llave.

Hoxha, convocado por la selección de Albania para la reciente Eurocopa de Francia, tomó la responsabilidad de lanzar el primer penalti de la tanda. Después de marcar en su turno al más puro estilo de Panenka, detuvo el lanzamiento de Gera y posteriormente de Sesták. Ya con el pase casi finiquitado, paró el tiro de Ramírez para poner al Partizani en la última ronda previa a la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Alban Hoxha, guardameta del Partizani Tirana de Albania, se convirtió en el héroe de su equipo en la fase previa de la Champions League. La tercera jornada futbolera en días laborales de julio ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que
18Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!