La imponente estrella sueca se despidió del conjunto francés con un doblete y alzando a sus dos hijos dentro del terreno de juego.

La tercera jornada futbolera en fin de semana de mayo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Bundesliga de Alemania, la Liga BBVA de España y la Serie A de Italia, que han llegado a su fin.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Zlatan Ibrahimovic durante la contundente goleada del París Saint-Germain Football Club (4-0) ante el Football Club Nantes, en partido valido por la jornada 38 de la Ligue 1 de Francia. El peculiar ariete sueco puso cifras concretas en el marcador con su doblete y lo celebró marchándose del campo con sus hijos.

Era el minuto 89 y el conjunto parisino no tenía más cambios, pero poco importó. Zlatan entregó el brazalete de capitán a Thiago Silva y abandonó el campo antes del pitido final entre aplausos junto a sus chavales, que lucían sendas camisetas del PSG con el número 10 a la espalda y los nombres de ‘King’ (rey) y ‘Legend’ (leyenda). El mundo entero recordará por siempre el día que Ibrahimovic marcó su último gol con el PSG y lo celebró con sus hijos dentro del terreno de juego. ¡Genio y Figura!

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

25Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!