Fatih Terim, seleccionador de Turquía, se aferró a la tecnología de su móvil para cuestionar al central por no invalidar un gol ilegal.

La cuarta jornada futbolera en fin de semana de mayo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como Copa del Rey de España, la FA Cup de Inglaterra y la TIM Cup de Italia, que han llegado a su fin.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Fatih Terim en Adana durante la derrota de la Selección de Turquía (2-1) ante la Selección de Inglaterra, en partido amistoso valido como preparación para la Eurocopa de Francia 2016. El entrenador del combinado visitante dejó para el recuerdo una de las formas más innovadoras de protestar al árbitro con su celular.

El seleccionador turco no se ando con reparos a la hora de demostrar al colegiado que tenía razón en su alegato. Por eso, el preparador le dejó su celular al cuarto árbitro para demostrar que gol que había marcado Harry Kane en el arranque del encuentro era ilegal. La repetición confirma que efectivamente el técnico tenía razón sobre la posición del atacante inglés y por ende la anotación debió haber sido anulada.

Video Thumbnail
15Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!