El experimentado guardameta español, ídolo del Real Madrid, salió muy lejos de su área y terminó regalando un gol al equipo contrario.

La primera jornada futbolera de fin de semana de marzo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ya se ha retomado la normalidad. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales como la Liga BBVA, la Bundesliga y la Serie A, que no han detenido sus labores.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Iker Casillas Fernández durante la derrota del Fútbol Club Oporto (3-1) ante el Sporting Clube de Braga, en partido valido por la jornada 25 de la Primeira Liga de Portugal. El experimentado guardameta español fue una vez más señalado por el mal momento que atraviesa su equipo en el torneo local.

La jugada que sentenció al ex-Real Madrid ocurrió durante los compases finales del encuentro. El ahora portero del Porto salió a la desesperada, muy lejos de su área, para tratar de robar la pelota y montar un contragolpe, pero no se percató de que Alan, veterano delantero del Sporting Braga de 36 años, sería más astuto y conseguiría batir al capitán de la selección española para poner cifras concretas en el tanteador tras robarle la pelota.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!