La formación, los cambios y la ambición fueron algunos de los aspectos fundamentales que le permitieron a La Tricolor ganar el partido.

Han pasado ya un par de días desde aquel Jueves Santos en el que la Selección Colombia se impuso como visitante (2-3) ante la Selección de Bolivia, en partido valido por la quinta jornada de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Rusia 2018. Con la euforia un poco más abajo y los ánimos calmados, me parece el momento ideal para analizar esta importante victoria.

Consciente de que todo se ha dicho al respecto durante las últimas horas, yo me limitaré a compartir contigo las cinco claves que a mi consideración le permitieron a los dirigidos por José Néstor Pékerman traerse los tres puntos de una plaza donde hasta los más grandes han salido goleados. Antes de dejarte con el listado de aspectos fundamentales, vale la pena revivir los goles de James, Bacca y Cardona que estarán por siempre en la retina de los aficionados cafeteros.

La formación, los cambios y la ambición fueron algunos de los aspectos fundamentales que le permitieron a La Tricolor ganar el partido. Han pasado ya un par de días desde aquel Jueves Santos en el que la Selección Colombia se impuso como visitante (2-3) ante la Selección de Bolivia, en partido valid

? Formación: Pékerman decidió juntar la línea de cuatro posterior con un medio campo ancho y poblado con cinco volantes para reducir espacios y evitar remates. Además, durante toda la primera parte el bloque colectivo lució concentrado, compacto y corto, más allá de que en el segundo tiempo, por cansancio físico, se perdiera un poco eso.

? James Rodríguez-Carlos Bacca: El equipo cafetero apretó a la defensa boliviana y ganó un saque de banda alto, que fue bien manejado por Bacca y James y llevó al remate del 10 que fue al fondo de la red. Esa pareja (James-Bacca) fabricó también el segundo, en los pies del delantero del Milan. Eran dos de los llamados a liderar a Colombia y cumplieron.

? Cambios: Falló Pékerman en el cambio de Sebastián Pérez, porque el equipo se descompensó. Luego, ya con el marcador 2-2, puso a Muriel –otro cambio inexplicable- quien en 10 minutos se fundió. Acertó el argentino en la inclusión de Marlos Moreno, que en escasos ocho minutos puso dos pelotas clarísimas de gol, una desperdiciada por Muriel y la otra embocada por Cardona, que también ingresó en el complemento.

? Ambición: Colombia no bajó los brazos y aun cuando se le vino la noche con el empate de Bolivia siguió buscando decididamente el triunfo. El equipo encontró en James y en Marlos la fórmula para elaborar un par de jugadas que llenaron de esperanza al equipo. Ahí estuvo la clave. Al final, Cardona salvó tres puntos que se habían extraviado en 20 minutos de pésimo rendimiento.

? Humildad: Los aficionados, los periodistas y los propios jugadores de la Selección Colombia recuperaron la humildad perdida en el inicio de las Eliminatorias. Con los pies sobre la tierra, todos esperábamos deseosos la victoria en La Paz y esa actitud se vio reflejada sobre el terreno de juego, cosa que no pasó por ejemplo ante Uruguay y Argentina en jornadas anteriores. Esa actitud fue la misma que nos llevó con cupo directo al Mundial de Brasil 2014.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!