Con goles del argentino y el uruguayo, Barcelona se impuso como local (7-0) ante el Valencia, en la ida de las semifinales de la Copa del Rey.

No fue necesario esperar mucho tiempo antes de que se abriera el marcador y de que Luis Suárez (minuto 7), pusiera en ventaja al anfitrión. Todo comenzó con una pérdida de balón de André Gomes en la medular. Se fió de más y aparece Neymar como una bala para arrebatársela. Avanzó por el centro y cuando llegó a la frontal, abrió a la derecha para Suárez. Ahí no perdona el uruguayo. Parecía que se enredaba, pero remata cruzado justo al palo.

Eso sí, mucho más pronto llegó la segunda anotación y el doblete de Luis Suárez (minuto 12), que seguía imparable. Gran acción colectiva. Busquets puso un balón largo y cruzado al costado del área. Llegó en carrera Vidal. Todos esperan el pase de la muerte al hombre del segundo palo, pero Aleix sorprendió dejándolo atrás. Ahí apareció Suárez, que no perdona dentro del área.

Igual de rápido llegaría el aporte de Lionel Messi (minuto 29), que convirtió todo en goleada. Busquets por el centro, abrió a la izquierda a Iniesta. Iniesta la metió con el exterior, cruzadito, buscando el centro del área. Neymar metió el taco. Suárez la dejó pasar. El balón le llegó a Messi, que se quedó solo ante Ryan. Se tomó su tiempo, amagó y definió con sutileza. La ventaja pudo ser mayor antes del descanso, sin embargo, Neymar falló un penalti sancionado por el árbitro después de expulsar a Shkodran Mustafi por derribar a Messi dentro del área.

El segundo tiempo inició igual que el primero: con gol del Barcelona, esta vez con el sello de Lionel Messi (minuto 59), que también se fue de doblete. Otra gran acción colectiva en espacio reducido. Arda tocó para Suárez en la frontal y el uruguayo la filtró en el centro del área con el tacón. Messi apareció en carrera, eliminó a dos rivales y la clavó al palo contrario del portero.

Como si fuera poco, la cuenta seguiría ampliándose con la autoría de Lionel Messi (minuto 74), que sentenció su hat-trick. Mal despeje de Gayá. Parejo tampoco estuvo muy fino y apareció Messi para robarles la cartera en el área. Se hizo hueco y Ryan daba por hecho que va a sacar un latigazo cruzado. El argentino optó por ir al otro palo y marcar.

Faltaban dos más para cerrar la fiesta en el Camp Nou y así lo entendió Luis Suárez (minuto 83 y 88), que se marchó con póker. Primero aprovechó un centro desde la izquierda para convertir de cabeza y luego un pase filtrado por Arda para anotar con un potente remate a ras de piso. Contundencia absoluta de los dirigidos por Luis Enrique que irán con mucha tranquilidad al partido de vuelta en Mestalla.

50Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!