Con dos expulsados y un penalti inventado, Real Madrid se impuso (10-2) ante Rayo Vallecano en partido de la jornada 16 de la Liga Española.

Rápidamente llegaron las emociones a este encuentro que tuvo de todo y que vio como Danilo (minuto 3), adelantó a los locales. Remató Jozabed en el área del Madrid, pero en la contra los blancos no perdonaron. Bale asistió a Danilo y el lateral remató a gol. Reaccionó el visitante a través de Antonio Amaya (10 minutos), que pronto impuso la igualdad. Buen remate del central en el saque de esquina y Keylor que no alcanzó a despejar el balón.

No se detuvieron los jugadores del Rayo y eso le permitió a Jozabed Sánchez (12 minutos), darle vuelta al tanteador. Jozabed saltó a por un balón ante el que se durmió Danilo y le dio la ventaja parcial al Rayo en un Santiago Bernabéu que comenzaba a pitar. Los ánimos se calmaron un poco y en eso tuvo que ver Gareth Bale (minuto 25), que puso nuevamente las tablas. Centro de Danilo desde banda derecha y Bale llegó sin oposición y con mucha fuerza para cabecear el empate.

Luego, el árbitro volvió a ser protagonista y permitió que Cristiano Ronaldo (minuto 30), adelantara a los blancos. Baena agarró a Ramos y el colegiado lo vio suficiente como para pitar penalti y expulsar al rayista. Eso no fue todo. En el último suspiro apareció otra vez Gareth Bale (minuto 41), para ampliar la distancia. Entró solo y por el centro de la defensa para una fácil definición ante Yoel. Con todas esas emociones se bajó el telón del primer episodio.

Tal y como se esperaba, el segundo tiempo inició con anotación del Real Madrid y con la participación de Karim Benzema (minuto 48), que también puso su cuota de arena. Asistencia de James y definición del francés ante el achique del guardameta. La cuenta siguió incrementando con la autoría de Cristiano Ronaldo (minuto 53), que se fue de doblete. Centro preciso de James y Cristiano remató solo al fondo de la red. Tercera asistencia del colombiano.

Como si fuera poco, más adelante volvió a aparecer Gareth Bale (minutos 61 y 70), para sellar su póker y echar más tierra de por medio. El extremo galés se juntó con Cristiano para aprovechar el desconcierto del rival y hacer su propia fiesta. Faltaba uno más para sentenciar el triunfo merengue y de eso se encargó Karim Benzema (minuto 79 y 90), que también se fue a casa con la pelota del hat-trick y de paso puso cifras concretas en el electrónico.

74Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!