Oscar Romero, futbolista de Racing de Avellaneda, es el autor de esta valiosa anotación que deja en evidencia su temperamento.

La jornada futbolera del pasado fin de semana ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes rincones del mundo. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales y en una nueva fecha de las principales Ligas de Europa.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Oscar Romero durante la victoria de Racing de Avellaneda (0-2) ante Independiente de Avellaneda, en el partido de ida de la final de la Liguilla Pre-Libertadores del fútbol argentino. El joven centrocampista fue una vez más la gran figura del conjunto académico que llega con una ventaja considerable al encuentro de vuelta.

Romero estaba dolorido por una acción con un jugador local. Mientras en el banco de Racing comenzaron a encenderse algunas alarmas por sus molestias, fue el propio centrocampista paraguayo quien pidió que le dejaran un rato más sobre el césped. Minutos más tarde, clavó un golazo antes de finalizar el primer tiempo y después de llegar al encuentro de la pelota saltando en un solo pie y con evidentes gestos de dolor en su rostro. Te dejo con las imágenes de este novedoso gol del cojo que ha colapsado de las redes sociales.

Video Thumbnail

Al termino del compromiso, Romero reveló los detalles de su hazaña antes las cámaras del canal que cubrían el cotejo. «Le pedí un minuto más. Mi deseo de estar aquí jugando este clásico superó todo. Me dolía mucho, pero pude marcar. Cuando recibí el esférico traté de golpear al arco y por suerte entró», confesó el futbolista visitante que a los 40 minutos dejó en silencio al estadio Libertadores de América. Después, a los 43, fue reemplazado por Ricardo Noir.

10Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!