El centrocampista colombiano tendrá que pagar una multa económica por saltarse el código interno del conjunto merengue estando lesionado.

Días amargos los que se viven por estos días en el Real Madrid. El 2015 no está siendo un buen año para los merengues y eso ha desatado la tensión entre hinchas, jugadores y directivos. Las gotas que rebosaron la copa han llegado este fin de semana con dos sucesos (uno de farándula y otro deportivo) que le están dando la vuelta al mundo.

La goleada histórica del Atlético de Madrid sufrida el pasado sábado en el Vicente Calderón acabó con la paciencia de los directivos que venían molestos desde la temprana eliminación de la Copa del Rey también en manos de los colchoneros. Pero eso no fue todo. La calma de los aficionados blancos se agotó horas después de la caída en el derbi por cuenta de una polémica fiesta que organizó Cristiano Ronaldo para celebrar su cumpleaños número 30. Bastante malestar ha generado que el atacante portugués, borrado del mapa ante los rojiblancos, haya decidido festejar después de lo sucedido en el derbi.

Tanta ha sido la indignación blanca que hasta los invitados a la fiesta terminarán pagando cara su presencia. Así lo han demostrado los directivos que, según la prensa española, sancionarán a los jugadores que se saltaron el código interno. Entre ellos se encuentran James Rodríguez, Sami Khedira y Luka Modric, todos lesionados, quienes pese a su condición estuvieron acompañando al luso en la celebración.

Según ha informado este martes ‘Deportes Cuatro’, Khedira, que acaba contrato el próximo junio, está totalmente sentenciado y no volverá a ser más titular con el equipo blanco. El internacional germano se lesionó en el derbi del pasado sábado y en lugar de ir a su domicilio a guardar reposo, como le recomendaron los médicos, prefirió estar en la inoportuna fiesta de Cristiano.

La presencia de James tampoco ha gustado nada al club, que le impondrá una sanción económica como a Khedira. El centrocampista colombiano también tenía órdenes de los médicos de guardar reposo tras haber sido operado el pasado jueves de una fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho. Aun así, James fue uno de los invitados más activos en la fiesta que amenizó su compatriota, el cantante Kevin Roldán, el mismo que filtró fotos y vídeos de la sonada celebración.

James Rodríguez y Sami Khedira no fueron los únicos lesionados del Real Madrid que acudieron al guateque de Cristiano. Luka Modric, que ya acumula cerca de 90 días de baja y todavía sin fecha de regreso a los terrenos de juego tras visitar a cuatro médicos diferentes, fue uno de los primeros en marcharse de la fiesta e incluso llegó a disculparse al día siguiente por si su actitud «no había sido la más adecuada». Ello le librará de un castigo por parte del club, donde nadie está para fiestas.

319Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!