Atlético de Madrid deja agonizando al Real Madrid

En un Vicente Calderón más “infernal” que de costumbre, Atlético de Madrid derrotó (2-0) al Real Madrid, en el partido de ida de esta llave de octavos de final de la Copa del Rey.

Los dirigidos por Diego Simeone dieron nueva cátedra de táctica, juego colectivo y pelota quieta, que les permitió vencer por segunda ocasión consecutiva al equipo de Carlo Ancelotti que no contó con la presencia de Cristiano Ronaldo desde el arranque. El portugués ingresó en la segunda parte en lugar del colombiano James Rodríguez, que si formó parte del once titular.

La primera parte concluyó con una igualdad a ceros que no reflejaba lo visto sobre el terreno de juego. Aunque ambos conjuntos tuvieron a su manera posibilidades de irse en ventaja y por momentos controlaron las acciones del encuentro, el desempeño del conjunto blanco fue mucho más destacado que el del local. Para el recuerdo quedan los cabezazos de Ramos y Bale, encargados de las mejores opciones de gol. El remate del central español lo detuvo el portero rojiblanco, mientras que el del galés terminó en anotación invalidada por un claro fuera de lugar.

En el episodio complementario se mantuvo la arremetida blanca, aunque ésta se vio opacada por Raúl García (minuto 58), que puso en ventaja a los colchoneros. El centrocampista español cambió por gol una clara pena máxima sancionada por el colegiado tras un agarrón de Sergio Ramos dentro del área. El colegiado no dudó en sancionar la infracción y Raúl tampoco pensó mucho antes de batir a Navas con un colocado remate raso.

Tras la anotación inicial se montaron los locales en el juego y eso le permitió a José María Giménez (minuto 77), aumentar las diferencias en el marcador. Saque de esquina al corazón del área y Giménez llegó como un misil, se elevó y se anticipó a Ramos para cabecear cruzado y marcar un auténtico golazo que desató la locura entre los hinchas del Atlético de Madrid.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!