El fútbol de Indonesia está de luto tras la muerte de Akli Fairuz, quien después de estar seis días hospitalizado ha dicho adiós a este mundo.

Este fin de semana hubo de todo en el planeta fútbol. Golazos, expulsiones, descensos, campeones y, literalmente, hasta muertos. Una de las últimas jornadas del balompié local ha dejado consigo un luto para nosotros los fanáticos del este deporte, que lamentamos el adiós de un futbolista.

Sin tratarse de algún jugador famoso, Akli Fairuz, al servicio del Persiraja, ha sido la noticia de las últimas horas en la atmósfera deportiva. No es para menos. El futbolista que competía en el balompié de Indonesia perdió la vida este domingo tras haber estado seis días en un hospital, sitió al que llegó tras recibir una brutal patada por parte de un arquero rival.

La acción la protagonizó el portero del PSAP Sigli que en un balón dividido entró con la pierna por delante impactando en el abdomen del fallecido jugador. Akli quedó tendido sobre el césped y tuvo que abandonar el mismo en camilla, mientras sus compañeros discutían con los árbitros por no sancionar ni siquiera penalti pese a la brutal patada.

Desde ese mismo momento en el que salió del partido el jugador permaneció en el hospital los últimos seis días siendo sometido a una cirugía intestinal. El delantero del Persiraja no pudo superar las lesiones internas que le produjo esta patada y falleció hace unas horas pese al intento desesperado de los médicos, que hasta último momento hicieron todo lo humanamente posible.

El fútbol de Indonesia está de luto tras la muerte de Akli Fairuz, quien después de estar seis días hospitalizado ha dicho adiós a este mundo. Este fin de semana hubo de todo en el planeta fútbol. Golazos, expulsiones, descensos, campeones y, literalmente, hasta muertos. Una de las últimas jornadas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!