El colegiado chocó con uno de los futbolistas y tuvo que ser sustituido por el cuarto hombre, que terminó de dirigir el compromiso.

El reciente choque entre Porto y Académica Coimbra, que cerró las acciones de la jornada 26 del fútbol portugués, ha dado mucho de que hablar. De lo primero que se habló fue de lo valioso que resultó ser el triunfo de los dragones (3-1), pese a que no viven un buen momento a nivel local e internacional.

También se destacó bastante la participación del colombiano Jackson Martínez que marcó de los goles del conjunto local. El delantero cafetero se apuntó un nuevo doblete, se ratificó como el máximo goleador del torneo y sumó goles vitales que le permitirán llegar en forma al Mundial de Brasil.

Pero de lo que más se ha hablado con respecto a este encuentro, especialmente en las redes sociales, ha sido de una de las jugadas más curiosas del año. Un jugador chocó fuertemente con el árbitro y provocó que éste tuviera que pedir cambio por el cuarto juez, que terminó haciéndose cargo del compromiso.

Manuel Mota, el colegiado que se encargaba de dirigir el duelo de la liga portuguesa que el Oporto ganó ante el Académica, tuvo este fuerte golpe con un jugador del equipo visitante que le hizo pedir la sustitución en el descanso, tras acabar lesionado en una de sus costillas.

El árbitro seguía atento un contragolpe de los locales, corría en su tradicional diagonal, cuando sufrió un fuerte choque en el centro del campo. Pese a haber aguantado el final de la primera mitad con dolencias, Ricardo Coimbra -cuarto juez- tuvo que tomar las riendas del juego tras el descanso.






ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!