Solidez, posesión, titular definida, pegada, Xabi Alonso, buen ambiente, pegada, banquillo, carácter, ilusión y físico, las claves del éxito merengue.

Bastante particular está resultando ser esta temporada del Real Madrid. El conjunto merengue ha vivido diferentes emociones durante el primer año de Carlo Ancelotti al frente del equipo. Para muchos sufrió el efecto de una «montaña rusa», con tan buena fortuna de que en estos momentos pasa por la estructura más alta.

En eso tiene mucho que ver la influencia del estratega italiano quien en un principio parecía quedarle «grande» dirigir este conjunto de super estrellas. Pasaron los días, las directivas respaldaron su proceso y hoy, después de que lo daban por «muerto», su equipo es líder y principal favorito al título de la Liga Española.

La segunda vuelta ha sido determinante para que el cuadro blanco acabara con las dudas, mejorara su juego, consiguiera resultados positivos y se instalara nuevamente como el mejor de su país. Las razones de esto quizá sean muchas, sin embargo yo he escogido 10 claves que en ‘Marca.com’ han llamado: los mandamientos del Real Madrid.

1. Solidez
Los ancelottistas más recalcitrantes saben que la palabra mágica de Carletto no es abracadabra sino equilibrio. En esa búsqueda, el italiano ha conseguido que su equipo sea un bloque sólido atrás. Hasta el momento, el Madrid ha encajado 26 tantos en Liga.

2. Posesión
El balón para atacar y el balón para que no te ataquen. Ese es otro de los principios innegociables de la filosofía futbolística de Ancelotti. La pelota como principio. El Madrid, acostumbrado al juego vertical y directo de Mou, tiene ahora el balón durante más tiempo en su poder.

10 mandamientos del Real Madrid
10 mandamientos del Real Madrid

3. Once titular
Técnico de costumbres y de la vieja escuela, Ancelotti no ha parado hasta dar con la tecla de su once titular, que hoy tiene muy claro. Más allá del esnobisno de rotar a los porteros por competiciones, los otros 10 jugadores del equipo titular tienen muy claro quiénes son salvo imprevistos o rotaciones puntuales.

4. Xabi Alonso
Ancelotti esperaba su llegada como el maná, pero la inoportuna lesión en el pie retrasó su ingreso en el equipo. Sin Xabi al Madrid le costaba manejar los partidos y se llevó sendas cornadas frente al Atlético y Barça. Pero entonces volvió Xabi y de perder nunca más se supo. 26 partidos sin perder desde que volvió Alonso, que se dice pronto.

5. Ambiente
Después de someterse al látigo de Mourinho, los jugadores agradecen ese punto de manga ancha que les da Ancelotti. El vestuario está más relajado y se centra en jugar, lejos de perderse en batallas guerracivilistas entre el técnico y los jugadores.

6. Pegada
El Madrid no ataca, arrolla. No gana, golea. Sus tres delanteros no chutan, acribillan. Un tridente de capocannonieri que lleva 49 de los 76 goles del equipo en Liga. Hasta la fecha es líder en remates, con 511, de los cuales 219 han visto portería. Una apisonadora.

Demoledor tridente ofensivo del Real Madrid
Demoledor tridente ofensivo del Real Madrid

7. Banquillo
Gestionar una plantilla como la del Madrid no es nada fácil. Hay suplentes que serían titulares en cualquier equipo de Europa. Ahí es donde triunfa Ancelotti. Tiene a su lado en los cómodos asientos del banquillo del Bernabéu a muchos chicos que cumplen su primera temporada en el Madrid y que se comerían por los pies al más pintado.

8. Carácter
Hasta el último minuto del último partido. Los más veteranos lo llevan en el ADN y se lo han sabido transmitir a los novicios. El equipo ha tenido más de un momento delicado en la temporada y lo ha solventado con más carácter que fútbol. Este Real Madrid huele sangre y no perdona en los momentos diferenciales.

9. Ilusión
Ancelotti ha devuelto la sonrisa al vestuario, las ganas de trabajar, de ser una piña y de ganar juntos. El oscurantismo de la anterior etapa, las caras largas y la dejadez de un equipo enfrentado a su entrenador llevaron al Madrid a su punto más bajo. Sin títulos y sin ilusión. Eso ha cambiado.

10. Físico
Ancelotti tiene un plan para mantener frescos a los suyos. Recuperar, recuperar y recuperar. El italiano da descanso al equipo después de los partidos e insiste en no cargar en exceso a unos futbolistas que ya juegan una barbaridad de partidos. Y se nota.

Fuente: Marca.com

7Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!