El conjunto catalán volvió a mostrar una de sus mejores versiones durante un partido liguero que generó bastante expectativa en la previa.

Barcelona acabó con las dudas de posesión, dominio y eficacia con una contundente goleada (6-0) ante Rayo Vallecano, en un encuentro disputado en el Camp Nou, que cerró las acciones de la jornada sabatina en la fecha 24 de la Liga Española y mantuvo a los culés líderes en las posiciones.

Rápidamente se comenzó a descifrar el compromiso a través del brasileño Adriano Correia (minuto 2′), que fue el encargado de abrir la lata. Primera llegada en ataque de los locales por banda izquierda, recorte de Adriano hacia dentro y sutil disparo con la diestra del lateral izquierdo ante el que nada puede hacer el portero Rubén. Gran gol de este defensor que nos tiene acostumbrados a poner en ventaja a su equipo.

El gol tempranero le permitió al Barcelona controlar con mucha tranquilidad el juego y ampliar las diferencias por intermedio de su estrella Lionel Messi (minuto 36′), quien se apuntó un golazo de vaselina. Cesc cortó un pase de Arbilla tras una recuperación, pilló al Rayo descolocado y dejó solo a Messi ante Rubén tras un pase excepcional. El argentino, en una situación ideal, picó el balón por encima del meta gallego sin ninguna dificultad.

En el segundo tiempo la cosa no cambió mucho y menos cuando Alexis Sánchez (minuto 52′), marcó nuevamente para los catalanes. Otra vez estaba descolocado el Rayo y Messi, con un pase sencillo, dejó solo a Alexis ante Rubén. El chileno hizo un control dirigido y colocó la pelota de forma perfecta, ajustada al poste izquierdo del meta gallego.

No tardó mucho en llegar la cuarta anotación, obra de Pedro Rodríguez (minuto 56′), que marcó su gol 50 en la temporada. Pared que Iniesta devolvió de tacón para dejar solo a Cesc ante Rubén y que el volante español regaló el tanto a su compañero. El canario, ya sin portero, empujó el tanto con un defensa encima para concretar el golazo.

Y como no hay quinto malo, Lionel Messi (minuto 68′) se apuntó el segundo en su cuenta personal y el decimotercero en sus números ligueros. Pase por dentro de Cesc hacia Alexis y asistencia del chileno para que Messi pusiera el quinto de disparo ajustado al palo derecho del arquero visitante.

Faltaba uno más para cerrar la gran noche del Barcelona y así lo entendió Neymar (minuto 88′), que marcó en su regreso a las canchas tras una dura lesión. El brasileño agarró el balón en el círculo central, condujo, condujo y condujo hasta una posición franca de disparo y se sacó un chut con su pierna derecha que se coló por la escuadra.

5Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!