Diego Costa reconoció que es un futbolista provocador

El delantero brasileño dejó ver su lado más sincero durante una entrevista concedida a la cadena ‘BBC’.

Diego Costa se ha consolidado durante esta temporada como uno de los jugadores titulares e importante del Atlético de Madrid, es más, el pasado fin de semana su equipo volvió a ganar gracias a un doblete suyo. El gran momento que a traviesa le alcanza hasta para formar parte de la selección brasileña que dirige Luiz Felipe Scolari y que se prepara para la Copa Confederaciones y el mundial de fútbol.

Ha sido precisamente su primer llamado a la ‘canarinha’ el motivo por el cual la cadena ‘BBC’ decidió realizarle una entrevista y conocer un poco mejor al delantero de moda en España. Diego Costa fue cordial y respondió a todas y cada una de las preguntas formuladas, eso sí, con toda la sinceridad del caso por lo que dejó una que otra frase llamativa por resaltar y analizar.

En ese orden de ideas, el mismo futbolista empezó por reconocer que su convocatoria a la selección sorprendió a mucha gente, ya que se trata de un jugador poco conocido en su país. “El noventa por ciento de los aficionados brasileños no me conoce y soy consciente de ello”, dijo.

Por esa misma linea, Costa confesó que echa de menos la formación que se recibe en las categorías inferiores. “Decidí que sería futbolista cuando mi padre me bautizó, me llamó Diego por Maradona. Mi escuela ha sido la vida, el campo y el balón. Echo de menos que me enseñaran de pequeño a cuidar mi imagen, a respetar al entrenador y a los compañeros. Si hubiera tenido esa formación no habría cometido muchos errores. Con esa experiencia no habría hecho tantas cosas estúpidas”, reconoció sin tapujos.

Sobre su díscola manera de jugar y actuar dentro del terreno de juego, Diego tiene claro que es y despeja cualquier rumor que empuerque su imagen. “No soy un jugador violento ni desleal, provocador sí. La gente cree que, por mi temperamento, pueden provocar mi expulsión, pero he aprendido a cambiar las tornas y ahora las tarjetas se las sacan a mis rivales, no a mí”, apuntó.

Luego, aseguró que ha tenido que aprender y madurar mucho para no tirar su carrera por la borda: “He hecho muchas tonterías, pero ya me he dado cuenta de que no era culpa de los árbitros ni de los rivales, sino mía. Antes era más temperamental, ahora estoy más relajado. He aprendido a base de golpes, pero me he dado cuenta de que o cambiaba o estaría marcado para siempre como un buen jugador con una mala cabeza”.

Por último, Diego Costa es consciente de que ahora todo el mundo está pendiente de él. “Los defensas me odian porque no facilito la vida a nadie. Ellos se quejan, pero me dan palizas todo el tiempo. Después de lo de Pepe y Ramos me volví el centro de atención, pero en un aspecto negativo y sé que, ahora, muchas veces los árbitros me miran más a mí que al resto”, concluyó.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!