El volante español está seguro de que su equipo el Barcelona sacará adelante la llave de cuartos en su visita al Málaga.

El Barcelona vivió la semana pasada los peores días de esta temporada. La derrota y la perdida del invicto ante la Real Sociedad, además del empate cedido en el Camp Nou ante el Málaga, por la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, son las estadísticas de los peores días que ha tenido el equipo que dirige Tito Vilanova. Los jugadores del plantel se mostraron tranquilos pese a estos resultados y advirtieron que seguirán luchando al máximo para recuperar el nivel.

Así lo dejó ver el mediocampista Cesc Fábregas, quien compareció ante los medios en la previa al duelo de vuelta ante el Málaga y se mostró muy seguro de que el equipo saque adelante esta adversa situación. El volante español asegura que el Barça ganará su llave y se medirá en un nuevo doble derbi español, en las semifinales del torneo, ante un Real Madrid que llega a la vuelta con ventaja en el marcador.

«Queremos llegar siempre a las finales y tener opciones hasta el final de ganar títulos y por eso es un partido vital. Y creo que, como todo equipo grande, lo sacaremos adelante. La temporada está siendo muy buena, el nivel de juego y la intensidad también. Sabemos que siempre puede haber algún tropiezo, pero lo importante es reaccionar cuando lo haya. El jueves tenemos una oportunidad para hacerlo», reflexionó el ex-Arsenal.

De pasar la eliminatoria, probablemente los azulgranas se verían las caras una vez más con el Real Madrid (doble derbi). El centrocampista de Arenys de Mar (Barcelona) ha dicho no pesar en eso, pero admite que le encantaría volver a jugar un clásico. «Sea en ‘Champions’ o en la copa comarcal, un Madrid-Barça es distinto a todo. Es el partido que todos quieren ganar. Cuantos más, mejor para el futbolista y el aficionado», aseguró.

Luego, se refirió a la decisión del meta Víctor Valdés de no renovar su contrato con el Barcelona una vez finalice el 30 de junio de 2014: «Cada uno toma la decisión que toma y lo hace en el momento que lo considera oportuno. Está claro que ha dado mucho margen al club par que busque una solución y eso se ha de respetar. No ha pensado en él sino en el club y en el equipo».

«Tendríamos que estar preocupados si lo viésemos cabizbajo o entrenarse mal. Pero más que un jugador que no quiere renovar su contrato, parece un cadete que ha subido con el primer equipo a entrenar», destacó el volante azulgrana.

Finalmente, habló sobre él mismo y su carrera. «Físicamente estoy a un tono más elevado que el año pasado, que no hice pretemporada, empecé muy fuerte pero poco a poco se me fue acabando la gasolina». Además, cree que aun tiene mucho margen de mejora. «Soy un jugador muy joven, tengo 25 años y pienso que los mejores años de un futbolistas están entre los 26 y los 30», concluyó el centrocampista español.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!