Los ingresos que genera en un año el fútbol, son mayores que los que son capaces de producir todos los demás deportes juntos.

Desde el mismo momento en el que se empezó a comprobar que el fútbol era el deporte más popular del mundo, con la mayor cantidad de personas siguiéndolo, su contexto y visión de deportiva cambió a negocio. Tener a la mayor cantidad de gente pendiente de un partido o un torneo, es la mejor ‘vitrina’ que encontraron las empresas y el sector económico para promocionar ante el mundo sus productos.

Este fenómeno ha traído consigo un sin numero de consecuencias (positivas y negativas), que han provocado, por un lado, el fútbol cada vez genera más pasión, tenga más aficionados y produzca mayor espectáculo a la gente. Por otra parte, ha consolidado al fútbol como el deporte rey, ya no sólo por su popularidad, sino que también por la cantidad de dinero que día tras día, semana tras semana, mes tras mes y año tras año, genera en cada uno de los clubes, ligas, países y continentes en los que se juega fútbol.

El fútbol pasó de ser el deporte que más gente atrae en el mundo, para convertirse en la empresa que más dinero mueve sobre la tierra. Esto ha impulsado a que la mayoría de empresarios y empresas, inviertan todo su dinero en el fútbol, esperando una buena remuneración de su parte. Miremos algunos datos que nos expliquen de mejor manera por qué el fútbol es el deporte que más dinero genera en todo mundo.

El fútbol tiene unos ingresos anuales de más de 20.000 millones de euros. Casi tanto como lo que factura la suma de los deportes típicos de Estados Unidos (béisbol, fútbol americano, hockey sobre hielo, NBA), además del tenis, la Fórmula 1 y el golf (23.000 millones de euros entre todos).

Sólo en Europa, el fútbol ingresa más de 15 mil millones de euros, la mitad de los cuales proceden de las cinco grandes ligas (Alemania, España, Inglaterra, Italia y Francia). En este sentido, un estudio de la consultora ‘ATKearney’, que publica el sitio ‘diariogol.com’, revela que Europa y América del Norte son los dos polos con mayor consumo de deporte.

La segunda disciplina que más dinero mueve es el fútbol americano (casi 6000 millones de euros), muy lejos del fútbol, y tercero es el béisbol (5500 millones). Les siguen la Fórmula 1 y el básquet (unos 3000 millones cada uno), el hockey sobre hielo y el tenis (2000 millones), el golf (1500 millones) y otros deportes (3600 millones).

Por otra parte, la industria del deporte crece en función de los eventos celebrados (varía entre el 1 y el 8% según el año). Así, cuando se disputa el Mundial de Fútbol, la Eurocopa, o los Juegos Olímpicos, el incremento es tres veces mayor que en los años impares. No en vano, parece que el crecimiento alcanzará su punto álgido en 2015 (los grandes acontecimientos serán en 2014, la Eurocopa y Mundial, y 2016, los Juegos Olímpicos), con una previsión de ingresos de 58 mil millones de euros (frente a los 45 mil millones de 2009 y los 36 mil millones de 2005).

Fuente: PasiónLibertadores.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!