El Barcelona de la Champions también sigue invicto

Lionel Messi lideró una vez más a un conjunto azulgrana que vive un arranque de temporada histórico.

Los dirigidos por Tito Vilanova derrotaron como visitantes (0-2) al Benfica, en el partido que cerró las acciones de la segunda jornada en el grupo “G” de la Liga de Campeones. Rápidamente se puso en ventaja el Barcelona con un gol de Alexis Sánchez (minuto 6′), tras un pase cruzado de Lionel Messi. En la segunda parte se amplió la ventaja con anotación de Cecs Fábras (minuto 55′), nuevamente con previa jugada de Messi.

La victoria le permite al conjunto catalán sumar tres nuevos puntos, sostenerse en el liderato de su grupo y mantener el invicto de seis jornadas en la liga y dos en la champions, para redondear lo que está siendo un arranque de temporada perfecto. Benfica se queda con un punto en la tercera casilla y a la espera de poder recalar posiciones en las próximas jornadas de esta fase de grupos.

Cuando apenas se acomodaba la gente en sus asientos y luego de un ataque peligroso del Benfica, Jordi Alba filtró un balón por la banda izquierda, ganó Messi en velocidad, pase de la muerte atrás y Alexis Sánchez la empujó tirándose al suelo, para poner en ventaja al Barça. Con esa diferencia mínima a favor del conjunto azulgrana, se cerró un primer episodio bastante irregular, en el que no se pensó más y se corrió poco. Barcelona lideró las acciones con el dominio absoluto del esferico, mientras que el Benfica, se aferró al contragolpe y al juego en largo para tratar de hacer igualar las acciones en el compromiso.

Ya en el periodo complementario, Messi dejó en el camino a un par de rivales y abrió para Cesc Fábregas, quien controló en velocidad y definió de zurda ante el impotente achique del portero local. El ‘lunar’ de la victoria blaugrana fue la nueva lesión de Carles Puyol, quien regresaba tras una lesión en su cara y tuvo que abandonar el terreno de juego, luego de una aparatosa caída que le provocó una impresionante dislocación en su brazo izquierdo.

También cabe destacar que el equipo de Tito Vilanova terminó el encuentro con 10 hombres tras la expulsión de Sergio Busquets (minuto 87′), por una fuerte entrada sobre uno de los rivales. No hubo tiempo para más en el estadio Da Luz y finalmente todo fue victoria para el considerado por muchos, mejor equipo de la historia.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!