El Valencia se robó un valioso punto del Bernabéu y amargó el arranque del actual campeón.

Los dirigidos por José Mourinho no pudieron en su casa con el Valencia y terminaron igualando (1-1), en el arranque de una nueva temporada. Rápidamente se pondría en ventaja el conjunto merengue por intermedio de Gonzalo Higuaín (minuto 9′), tras pase de Di María. Luego, llegaría la igualdad del visitante con un gol de Jonas (41′ minutos), en una chocada acción de la zaga merengue. Pese a los anotadores y lo emotivo que resultó ser el encuentro en las dos áreas, la gran figura del compromiso fue el portero del conjunto visitante, Diego Alves, quien con sus determinantes atajadas fue el único responsable de que el partido terminara así.

Cuando apenas transcurrían los primeros minutos del encuentro, pase de Di María que dejó a Higuaín solo ante Diego Alves y el argentino tuvo que rematar tres veces para hacer finalmente anotar el primer gol. Lo que pintaba como un partido fácil para el club blanco, se convirtió en una pesadilla minutos antes de que se terminará la primera parte.

Saque de falta de Tino Costa, cabeceó Jonas adelantándose a Iker, que en el salto se golpeó con la cabeza de su compañero Pepe y quedó conmocionado. Golpe tremendo y en el que Iker llevó la peor parte. Pepe tuvo que abandonar el terreno de juego sangrando. Con la igualdad a unos se cerró una primera parte bastante emotiva y con oportunidades de gol para ambos conjuntos.

En la segunda parte el protagonista empezó a ser el tiempo que jugó en contra especialmente de los locales, provocando la desesperación ofensiva y el descuido en la parte de atrás. Las opciones de gol llegaron a por doquier, pero en los arcos estuvieron dos porteros comprometidos con sus equipos y responsables del resultado final. Resultado que le representa a cada club un punto, en el arranque de la liga española, versión 2012-2013.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!