Romarinho fue el encargado de salvar la papeleta a los brasileros y de paso silenciar el estadio de Boca.

El conjunto ‘xeneize’ no pudo hacer valer su condición de local y terminó igualando a un tanto (1-1) con el Corinthians, en un vibrante duelo que marcó la ida de esta final, en el torneo de clubes más importante de América. El tanto del equipo local fue obra de Facundo Roncaglia (minuto 73′), tras un centro de tiro de esquina. Mientras que el conjunto carioca llegó a la igualdad por intermedio de Romarinho (85′ minutos), quien con una gran definición, mostró la calidad que le heredó a su padre.

Vale la pena destacar que el empate tiene sabor a victoria para el Corinthians, que ahora se prepara para la próxima semana recibir en Sao Paulo a visita de los argentinos. Boca hizo un gran partido, pero en los minutos finales dejó escapar la victoria y ahora tendrá que buscar en Brasil, lo que no consiguió en ante su gente.

El minuto 73 un centro de Mouche encontró dos cabezazos en el área, el último de Silva directo al travesaño y en el rebote Facundo Roncaglia empujó el balón a la red. Los cambios se sucedieron y Tite echó mano del juvenil Romarinho, que el último domingo le había dado el triunfo por 2-1 ante Palmeiras.

Y la joven promesa del Corinthians respondió ya que en su primera jugada en el minuto 85 recibió una habilitación en profundidad de Émerson para una gran definición sobre el cuerpo del arquero Orión.

Ante un estadio enmudecido, Boca Juniors tuvo una gran oportunidad en el minuto 92 con un cabezazo de Lucas Viatri directo al travesaño y luego también falló en el rebote Darío Cvitanich. El árbitro chileno Enrique Osses marcó el desenlace de esta primera final que dejó a Corinthians con mejor sabor y a Boca Juniors confiando en su oficio para duras paradas, como la que tendrá el próximo miércoles en Sao Paulo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!