El seleccionado ‘germano’ venció a Holanda, lo eliminó de la Eurocopa 2012 y se clasificó anticipadamente a la siguiente ronda.

Los alemanes hicieron la tarea frente a los holandeses, derrotándolo 2-1 en el clásico que enmarcó la segunda del grupo «B», en el certamen continental. La clasificación alemana llegó por cuenta del delantero del Bayern Munich, Mario Gómez, quien se apuntó un doblete (minutos 24′ y 38′). Mientras que los holandeses apenas pudieron descontar por intermedio de Robin Van Persie (72′ minutos), dejando las cifras concretas en el marcador.

Marcador que le significó a los hombres de Joachim Löw el sumar tres nuevas unidades, completar seis y convertirse en la primer clasificada para los octavos de final. La otra cara de la moneda se vive por el lado de Holanda, que ante Portugal deberá buscar una goleada y esperar un ‘milagro’ que le permita mantener vivas las ilusiones de clasificar.

Schweinsteiger maniobró por la banda, los dos centrales se despistaron en la marca de Mario Gómez y el nueve alemán, en una acción en la que puso en entredicho las leyes de la física y sus 190 centímetros, controló el balón con clase y batió al meta holandés en el minuto 24.

Otro error en defensa de los holandeses permitió a Badstuber rematar solo desde el área pequeña. A la siguiente oportunidad, los de Löw ya no perdonaron. De nuevo, Mario Gómez, ahora en una jugada desde la derecha que culminó con un tiro cruzado. El 0-2, a siete minutos para el descanso, ya fue demasiado para la desarmada Holanda.

Fue la clase de Van Persie la que le dio un respiro a su equipo. El delantero del Arsenal, en una jugada individual, remató desde fuera del área y batió a Neuer (1-2). Con 18 minutos para el final, Holanda soñaba. Alemania seguía a lo suyo. Pero el escenario cambió. Van Persie jugó más cerca de Huntelaar, creció el juego de los de van Marwijk, aunque sin reflejo en el marcador.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!