Lionel Messi pintó de azul y grana el derbi catalán

El argentino se marcó un póker de goles y se consolida como el ‘pichichi’ de la liga con 50 anotaciones.

El Barcelona goleó 4-0 al Espanyol, en el derbi catalán que significó el ultimo partido de Pep, dirigiendo desde el banquillo del Camp Nou. Rápidamente se iría en ventaja el local gracias a un golazo de Messi (minuto 11′) en un cobro de tiro libre. En el periodo complementario nuevamente Lionel Messi (minuto 63′) convirtió de penal el segundo de los blaugranas. Luego volvería a marcar Messi (minuto 74′) tras una gran jugada individual. Finalmente anotaría una vez más Lionel (minuto 79′) para poner cifras concretas al marcador.

Con un pequeño homenaje a Pep se abrió el telón del encuentro. Ya en el partido, Messi fue derribado en la frontal y el colegiado sancionó tiro libre. La pegó muy bien el argentino por encima de la barrera y el esférico se coló en las redes de manera perfecta. Lo que significó el primer tanto del Barça y el numero 47 de la ‘pulga’ en la liga. El primer episodio del derbi catalán se terminó con esa ventaja mínima a favor del club blaugrana. Andrés Iniesta fue la gran figura de los primeros 45 minutos de partido.

En el segundo episodio llegó la polémica al compromiso. Messi intenta un sombrero a Cristian Gómez, el balón da en la mano del defensa ‘periquito’ y el árbitro no duda en sancionar la pena máxima. En el cobro Messi engañó bien al portero y convirtió a ras de piso, el segundo tanto de su equipo. Pero agradecido por todo lo que aprendió de Guardiola, Messi no se conformó con los dos tantos y marcó el tercero para llevarse la pelota a su casa. Contra rápida del Barça, de Thiago para Adriano, el brasilero juega en largo para Messi, ‘la pulga’ controló, ganó en velocidad y convirtió con un remate cruzado.

Pero muchas mas sorpresas tuvo este emotivo y recordado encuentro. Busquets fue derribado en el área chica, el colegiado sancionó el penal y Messi que no falló en la ejecución. Tras el gol, el argentino corrió hacia el banquillo del Barça y se abrazó con Guardiola, agradeciendo por como ha influido en su formación profesional. Tras el silbatazo final, el Camp Nou coreó el nombre de Guardiola, en agradecimiento a su paso por el banquillo catalán.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!