Ángel Di María ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Tras reaparecer este fin de semana con la Juventus, concedió una entrevista al diario ‘La Nación’ de Argentina para hablar de la Copa del Mundo. Estas fueron las palabras de Di María:

ÍDOLO DE ARGENTINA

«No es fácil mantenerse tantos años en la Selección Argentina con la cantidad y calidad de jugadores que hay en nuestro país. Recibí muchas críticas, pero llevo 124 partidos en la selección, creo que eso no lo logra cualquiera».

LOS JUGADORES JÓVENES

«Se trata más de ayudarlos, pero ojo, como ellos también nos ayudan a nosotros. Son caraduras en el mejor sentido de la palabra. Juegan, intentan, si la pierden vuelven a intentarlo, no tienen miedo. Y eso es importantísimo en la selección».

OPCIONES DE ARGENTINA

«Nosotros estamos para pelear contra cualquiera. Somos competitivos. Podemos pelear por ganar el Mundial. Estamos en un buen momento, llegamos bien, ganamos la Copa América y la final a Italia, el grupo está consolidado. Vamos a pelear cada partido, eso, seguro».

LAS SELECCIONES FAVORITAS

«Si pensamos en candidatos para el Mundial, Francia se te viene a la cabeza inmediatamente. Por ser el campeón, por la cantidad y calidad de jugadores que tiene. Pero los mundiales pueden ser traicioneros, es difícil ampliar esa lista.

A Alemania y a España se las podría mencionar, también, pero a la vez atraviesan procesos de recambio, tienen a muchos futbolistas jóvenes y no se sabe bien qué puede pasar o cómo reaccionarán en un torneo tan grande como un Mundial».

AMISTAD DE MESSI CON DI MARÍA

«Para mí, estar al lado de Leo es todo. Es el mejor del mundo. ‘El Enano’ es un extraterrestre, no me cansaré de decirlo. Y vuelvo a repetirlo: jugar con Leo es lo mejor que me pasó en mi carrera. Llevamos muchos años juntos en la selección y hasta pude jugar en el mismo equipo con él, porque verlo todos los días es mucho más lindo. Compartir la cancha con Leo es el sueño cumplido. Está muy maduro, muy comprometido».

JUGAR CON LEO

«Yo siempre intento conectarme con él, buscarlo, pero también entendiendo que, aunque él pueda solucionar la jugada, no siempre hay que dársela. O hay que pensar cuándo conviene dársela. Hay que dársela cerca del área, no antes.

Lo que pasa es que lo mirás en las prácticas, de cerca, y decís ‘no puede ser verdad, no es real lo que estoy viendo’. Pero aunque sea un extraterrestre, a veces hay que tomar otras decisiones. Por él, por el equipo, y este grupo eso ya lo asimiló».

RELACIÓN CON SCALONI

«Es espectacular. Mucha gente habló muchas cosas, dijeron boludeces. Nunca tuvimos problemas. El decía quién venía, quién no, y hubo momentos en los que me tocó estar y otros en los que no. Yo siempre le dije que quería estar, que si a mí debía mandarme al banco, no había problemas. Yo quería estar igual.

Le conté que la estaba pasando mal estando afuera, porque yo amo estar en la selección. Lionel fue jugador hasta hace pocos años, entiende situaciones. Sabe lo que el jugador quiere y necesita. Supo mezclar a los jóvenes con nosotros, los más grandes, y así pudo conformar un gran grupo».